jueves, 4 de mayo de 2017

{Reseña} Mutados #1: El Despertar de Tessa, de Leara Martell.

81 páginas (eBook)
Autopublicado AMAZON
Saga Mutados
Fantasía  / Juvenil/Romántica
♚♚♚♚




Sinopsis

¿Qué pasaría si el mundo se empeñara en convertirte en la heroína que tú te niegas a ser? Tessa Moore sabe perfectamente el significado de la expresión «joderse la vida». Es lo que lleva años haciéndose a sí misma. Fiesta, alcohol, malas compañías… muchas voces que acallar y aún más sentimientos que enterrar. Pero una noche, un encuentro fortuito en una discoteca con dos desconocidos convertirá su «tranquila» vida en una película mala de superhéroes adolescentes de los años ochenta. Chicas que pueden crear fuego con las manos o cambiar la densidad de su piel, un guapísimo e insufrible compañero que puede olerla incluso sin verla y un montón de tipos empeñados en matarla… ¿de qué maldito circo se han escapado todos? Y por si todo eso fuera poco, el sexy coreano que la visita en sueños cada noche no parece ser fruto de su calenturienta imaginación sino que Jeung es real. Demasiado real. ¿Y si todo esto no fuera más que su mente intentándole jugar una mala pasada?








¡Hola, cazadores!

Hoy es una de esas noches. Una de esas en las que soy incapaz de dormir, en las que lo único que me apetece es plantarme frente al ordenador con un tazón (sí, tazón, no taza) de café en la mano y escribir hasta el amanecer. Tengo ese capricho, qué le voy a hacer. Y sí, sé que mañana estaré en modo zombi y que las clases me costarán la vida, pero de vez en cuando pasar una noche de estas tampoco está de más. Aparte, acabo de terminar un libro que me ha sorprendido mucho y para bien, por lo que no he podido evitar ponerme a hacer esta reseña en cuanto lo he acabado. 

No es un libro conocido, o al menos a mí no me sonaba de nada. Pero un buen día, cotilleando por Amazon, plataforma en la que últimamente me muevo mucho, me topé con esta historia de improviso. La sinopsis me atrajo de inmediato, al igual que la portada, y eso que las portadas donde se representan los rostros de los personajes no suelen gustarme, pero esta tenía "algo", y como he podido comprobar, recoge mucho del carácter de Tessa. Así que, al ver que estaba gratis, me la descargué en un tris; por eso, desde aquí le mando mi agradecimiento a la autora por tener la amabilidad de poner su libro gratuito, aunque por lo que he fuchicado ya os adelanto que normalmente está al irrisorio precio de 0,99 euros (eBook). Y para lo cortita que es la historia y lo bien escrita que está, me parece un precio más que razonable. 

Mutados: El Despertar de Tessa, de Leara Martell, se centra en la vida de Teresa Moore, Tessa, una adolescente de los barrios bajos de Manchester. Es una joven que no ha tenido una vida fácil, tanto por algunas tragedias personales como por ciertas "anomalías" que sufre su cabeza. Anomalías entre las que se encuentran los sueños dominados por el atractivo y enigmático Jeung, que la visita cada noche al cerrar los ojos. A pesar de que ella sabe que es imposible que sea real, este ocurrente coreano terminará convirtiéndose en la persona más cercana y querida para Tessa. Sin embargo, la llegada al instituto de Rubens, un chico que parece estar demasiado al corriente de ciertas características suyas, dará a la vida de la joven un cambio radical... Y no voy a decir mucho más sobre el argumento, ya que temo irme de la lengua y estropearos varias sorpresas la mar de curiosas. 

A ver, va a ser una reseña difícil, porque este es uno de esos libros que tiene cosas muy buenas, pero también muy malas. Empezaré primero por lo negativo, para terminar detallando los muchos rasgos positivos que tiene esta novela, y acabar así con un buen sabor de boca. 

Lo primero de todo, decir que me ha gustado mucho. Me ha sorprendido desde la primera página, si bien eso no quita para que haya visto cierta precipitación en la novela casi desde el principio. Me parecía que todo ocurría demasiado rápido, y a pesar de lo mucho que me gustaba cómo estaba descrito todo, me he quedado con la impresión de que a la historia le faltaba algo de profundidad y de desarrollo. No sé muy bien cómo definíroslo, pero me parecía que la autora quería llegar demasiado pronto al "meollo" de todo el asunto, lo que otorgaba cierta urgencia y prisa a la narración, y precipitaba los sucesos de una forma que me agobiaba un poco.

Y después,  tras todas esas prisas por llegar al "meollo", el libro se acaba. Bruscamente. Tan de repente que me he quedado mirando mi reader y los agradecimientos de la autora sin poder creérmelo, con un "¿ya? ¿Se ha acabado?" en mis labios. Ese final tan brusco me ha roto todos los esquemas, y sinceramente, no me ha parecido un buen final; no porque sea triste, o traumático, o decepcionante, sino porque me parecía que el libro no había hecho más que comenzar, y de repente, ¡pum!, se termina. Sí, es cierto, forma parte de una saga —¿Bilogía? ¿Trilogía? La verdad es que no lo tengo muy claro—, pero me he quedado con la impresión de que este primer libro no ha sido más que una presentación de Tessa y de unos pocos secundarios más, y que el argumento vendrá después, en los siguientes libros. Se deja vislumbrar un poco de lo que será la trama, permitiéndonos echar un vistazo a todo lo que la saga puede dar de sí, pero sin meterse directamente en materia. La verdad es que me hubiera gustado que la autora hubiera desarrollado todo un poco más: la vida de Tessa con su hermana Christine, la relación con sus amigos en el instituto, la Organización... En fin, que hubiera habido algo más de chicha. 

Sé lo que estáis pensando... ¿De dónde viene entonces mi 4/5? Ya os lo he dicho: el libro tiene cosas malas, pero confieso que sus detalles positivos me han encandilado por completo, y es que me ha entusiasmado la forma que tiene la autora de describir, tan natural, tan detallada. La historia está contada desde el punto de vista de Tessa y en primera persona, y sinceramente, me he quedado perpleja ante la habilidad de Leara Martell para dar vida a los pensamientos de su personaje. Tiene una naturalidad, un realismo y un humor que he visto en pocos libros, y que, a la larga, es lo que me ha enganchado por completo a esta historia. Básicamente, me he leído toda la novela con una sonrisa pintada en los labios, y es que me partía con el carácter de Tessa, con sus comparaciones, con sus borderías y esa manera de ser tan conseguida. Desde aquí, mis felicitaciones a la autora, porque para mí ha creado a un personaje que, ya en este primer libro, apunta maneras. Un pequeño ejemplo:

"—Espero que no estés a punto de decirme que en cada generación nace una cazadora y que ahora me ha tocado a mí, porque puede que sea rubia, guapito, pero no soy gilipollas."

Y por cosas como esta es por lo que no puedo dejar de aplaudir a este personaje. He enlazado sonrisa con sonrisa sin poder evitarlo. 

Por lo demás, como secundarios tenemos a Jeung, el misterioso chico de los sueños de Tessa; Rubens, el aún más enigmático compañero de instituto que parece saber demasiado; y a Nevert, Sammy y Mike, aunque estos tres últimos, de momento, no han tenido demasiado peso. También debo mencionar a Elías, y es que, aunque solo haya salido muy brevemente, por su descripción y su cometido no he podido evitar imaginármelo como a L, de Death Note, y me ha llamado la atención de inmediato. Espero saber más de él en los próximos libros. 

No puedo dejar de reseñar lo mucho que me ha ENCANTADO (y lo digo con letras mayúsculas y en negrita, ojo) que Tessa parezca una friki redomada. Y es que ha habido una parte en la que se muestra la habitación de Tessa, y está tan llena de frikadas que me chiflan que he muerto de amor inmediatamente. Me gusta mucho que los autores hagan personajes frikis: me parece una forma muy inteligente y sencilla de que los lectores (lectores súper frikis de la vida como yo) podamos sentirnos identificados con ellos, y eso a la larga mejora mucho la valoración del libro. Ya digo que a mí es un detalle que me ha encantado, lo que unido a la bordería y naturalidad de Tessa, me ha hecho conectar con esta protagonista tan singular, que promete muchísimo para próximas entregas. 

Respecto al argumento, la autora solo nos deja entreverlo, como ya he remarcado, pero tiene pinta de dar mucho juego, y ya en este primer libro introductorio me ha llamado la atención. A ver, sí, es un poco típico, no os voy a engañar, pero la forma de escribir de Leara es tan adictiva, tan envolvente, que os aseguro que no echaréis de menos los alardes de originalidad. Entre lo adictivo de la historia y sus apenas 81 páginas de extensión, se lee en un santiamén: no me ha durado ni una hora en total, y como lectura ligera, no viene nada mal. Estoy deseando que Leara Martell nos sorprenda con la segunda parte, que espero leer muy pronto. 

Resumiendo, Mutados: El Despertar de Tessa, es un primer libro introductorio de lo que puede llegar a ser una gran saga. De la mano de una protagonista singular, atormentada por su pasado, descubriremos una Organización azotada por el mal, que intenta sobrevivir a un mundo sombrío y que, quizás, necesite a Tessa para conseguirlo. 

♚♚♚♚/5

···Muy recomendable···

¿Y vosotros sabíais de la existencia de este libro?
¿Lo habéis leído?
Una vez más, ¡mil gracias por pasaros! 
¡Un abrazote grande!

lunes, 1 de mayo de 2017

{Reseña} La Invasión del Tearling, de Erika Johansen.

576 páginas
Editorial FANTASCY
Trilogía La Reina del Tearling
Fantasía Narrativa
♚♚♚♚♚
Sinopsis



Se ha hecho con el trono. Ahora tendrá que salvar a su reino.

Una vez conquistado el trono, hay que conservarlo. Y no parece fácil. Kelsea ha decidido interrumpir el envío de esclavos al vecino reino de Mort y se ha ganado la lealtad y la admiración de su pueblo, pero también ha despertado la ira de la Reina Roja. A partir de ahora, la brutal soberana no cejará en su empeño por destruirla.
Desesperada y más sola que nunca, Kelsea deberá encontrar la manera de defender a su reino. Y eso pasa por aprender a controlar sus poderes y descubrir su conexión con Lily, quien procede de una época en la que ser mujer era casi un crimen.
Mientras el ejército invasor se acerca, Kelsea se dispone a servirse de lo que ha aprendido para asegurar el futuro del Tearling. Pero el tiempo se acaba...







¡Hola, cazadores bonitos!

¡Lo prometido es deuda! Como ya os adelanté en el Book Haul de Marzo y Abril, aquí os traigo la reseña del segundo libro de la Trilogía de La Reina del Tearling. Y debo decir con absoluta sinceridad que este ha sido un libro que ha superado con creces a su antecesor (cosa difícil) y que no me ha decepcionado en absoluto.

 Qué novela. Qué historia.

Debo decir que había leído críticas de todo tipo sobre este segundo libro: algunos bloggers lo ponían por las nubes, mientras que otros se mostraban más precavidos, por lo que lo empecé a leer con un poco de miedo, ya que temía que fuera una mera historia de transición, como muchas segundas partes, un puente del primer libro al tercero donde el relleno brillara con luz propia. Afortunadamente, y en mi opinión, esta novela ha sido de todo menos una simple transición. 

En La Invasión del Tearling, segunda parte de la Trilogía de La Reina del Tearling, Erika Johansen nos vuelve a sorprender con una novela llena de emoción, sombras, secretos y ardides, mientras ahonda en la personalidad de su protagonista, Kelsea, descubriéndonos su lado más humano, y al mismo tiempo, mostrándonos una faceta de sí misma que conseguirá sorprender al más pintado. Kelsea se enfrenta a las consecuencias de sus primeras decisiones como reina, y descubrirá que por muy justa que haya intentado ser, esa justicia está a punto de poner su reino entre la espada y la pared. El ejército mort está a punto de caer sobre el Tearling, comandado por la oscura figura de la Reina Roja, que promete bañar de sangre el reino entero. Kelsea tendrá que hacer gala de todo su intelecto y echar mano de aquello a lo que jamás pensó recurrir, para tratar de salvar el Tearling y a todos sus habitantes, mientras las visiones sobre una misteriosa mujer de una época pasada nublarán su mente...

Lo primero que debo decir es que este libro me ha sorprendido muchísimo. No creí que fuera capaz de superar a su antecesor, pero lo ha hecho de calle, consiguiendo que me quedara absolutamente fascinada y boquiabierta con sus muchos giros argumentales. Ha sido una lectura maravillosa, de esas que me hacen recordar el motivo por el que tanto me gusta leer. He disfrutado como una niña de la primera a la última página, hasta el punto de emocionarme demasiado con algunos pasajes, tanto que debía dejar el libro a un lado para tratar de tranquilizarme (soy así de emotiva, qué le voy a hacer). Y es que la emoción se masca en cada capítulo, cada página y cada párrafo. 

 Erika Johansen nos ha hecho todo un regalazo. En su anterior entrega, su forma de escribir apuntaba maneras, pero en este nuevo libro Johansen echa el resto y nos sorprende con una narración fascinante, cargada de descripciones magistrales, diálogos afilados y absolutamente brillantes, y personajes tan humanos y realistas que es fácil asumir que existen de verdad. No puedo dejar de alabar esta forma de escribir, y es que resulta francamente maravillosa: me ha permitido imaginármelo todo con un realismo impresionante, hasta el punto de que podía ver y sentir la sangre, vertida durante todas esas atrocidades que se cometen a lo largo de la novela, o notar el miedo, la tensión palpable que se deja adivinar en cada uno de los personajes según se acerca la tragedia. Ha sido sublime, y desde aquí no puedo dejar de recomendaros a esta fantástica autora. 

Respecto a los personajes, debo decir que Kelsea sigue siendo una auténtica maravilla y mi descubrimiento del año. Y es que es perfecta... pero no en el buen sentido de la palabra: con esto quiero decir que es perfectamente humana. Comete unos fallos garrafales, avivados por ese carácter tan impulsivo del que hace gala, tiene mal humor y, a lo largo de esta novela, tendrá que luchar contra sus instintos más bajos, cayendo muchas veces en sus garras. Pero aun así, sigue teniendo un fuerte sentido de la justicia y de la misericordia. Es maravillosa, y me tiene completamente enamorada. 

Por su parte, Lazarus de la Maza sigue en su línea, si bien conoceremos algo más de su pasado, lo mismo que con la Reina Roja; mientras que otros personajes, como Pen Alcott —¿Soy la única a la que se le rompió un poquito el corazón al saber su secreto? —, el padre Tyler, el cardenal Anders o los hijos de Andalie, cobrarán cierta importancia a lo largo del libro, al tiempo que otros nuevos conseguirán dejarnos boquiabiertos. Sin embargo, ha habido un personaje que me fascinó durante el primer libro y al que se le ha robado cierto protagonismo durante este segundo, por lo que lo he añorado muchísimo, ya que para mí es de los mejores de la trilogía y uno de los más llamativos debido a su misteriosa figura. Espero de corazón que Johansen vuelva a recuperarlo para el tercero, porque estoy ansiosa por saber más sobre él (y quien haya leído el libro sabe perfectamente de quién estoy hablando).

Quiero destacar la forma en que Johansen dota de humanidad, no solo a Kelsea, sino a todos y cada uno de los personajes, incluso a los malos, a aquellos que en principio no parecen tener ni un poco de corazón, pero que, al ir despojándolos de sus secretos y horrores, descubrimos un fondo oculto por años de malvivir, desprecio e ignorancia. Ya digo que la autora lo borda dando vida a sus personajes, tanto con esos malos con cierta chispa de humanidad, como por esos "buenos", que siempre tienen cierto lado oscuro. 

Respecto a las visiones de esa mujer del pasado, Lily, me han parecido todo un acierto por parte de la autora. Durante el primer libro, eché de menos ciertas explicaciones sobre el período pre-Travesía (¿qué pasó para que Tear llegara a ese Nuevo Mundo? ¿Qué fue lo que ocurrió en Estados Unidos?), cosas que Johansen aclara en este segundo libro desde la perspectiva de Lily, personaje que me ha parecido de un realismo brutal y cuya vida, triste y apagada, está contada de una forma que pone los pelos de punta. No quiero decir demasiado para no destripar nada, pero había partes de mucha dureza que estaban narradas de tal manera que me entraban ganas de ponerme literalmente a llorar. Con todo, lo que más me ha gustado de estos pasajes es el aire de distopía que adquiere la novela, dejando entrever un futuro alternativo perfectamente plausible. 

Os recomiendo esta trilogía de corazón. Yo estoy deseando que llegue ya el dieciocho de mayo para ir corriendo la librería a por su última parte, El Destino del Tearling, que ya digo que pienso comprar ese mismo día porque no me veo capaz de esperar durante más tiempo su desenlace. Nunca creí que diría esto, pero esta trilogía es incluso mejor que la que había sido mi favorita hasta ahora dentro del género fantástico. Sí, en mi opinión, es mejor que Canción de Hielo y Fuego... (¡hala, ya lo he dicho!). Y ya digo que si la tercera parte sigue el ritmo de la segunda (si va a más, me muero... Juro que me muero), no descarto que esta se convierta en mi saga favorita y en mi lectura del año.

En definitiva, La Invasión del Tearling es un libro emocionante, diferente a todo lo que he podido leer hasta la fecha. Con unos personajes terriblemente humanos, una ambientación espectacular y una historia tremendamente adictiva, Erika Johansen nos presenta la historia de un mundo movido por la sangre, el odio, la venganza y los ardides, destrozado por la humanidad, y donde Kelsea, la Heredera Tear, perseguida por la herencia de su madre, intentará encontrar algo de luz en medio de tantas sombras. 

♚♚♚♚♚/5

···Inolvidable···

¿Y vosotros os habéis animado con el primero?
¿Habéis leído ya el segundo?
¿Tenéis tantas ganas como yo de que salga YA el tercero?
¡Un abrazote para todos!