Mostrando entradas con la etiqueta reseña. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta reseña. Mostrar todas las entradas

miércoles, 14 de junio de 2017

{Reseña} La Calle de los Sueños, de Luca di Fulvio.

688 páginas
Editorial Debolsillo
Autoconclusivo
Narrativa/Drama
♚♚♚♚♚





Sinopsis



Nueva York, años veinte. La ciudad está en plena efervescencia, las mafias y gángsters dictan la ley. En un ambiente callejero de reyertas y miseria, Christmas, un joven inmigrante italiano, lucha por cumplir sus sueños y salir de los suburbios. Para ello tiene que enfrentarse a una realidad en la que impera la falta de prejuicios y la fuerza, reglas que no se pueden cambiar. A menos que… se tenga un don especial. Y Christmas lo tiene. Su fabulosa capacidad para contar historias hace soñar a todos los que le escuchan.












¡Hola, cazadores!

Sí, lo sé, lo sé, hace mil años que no cuelgo reseña. Pero me temo que entre el calor que hace estos días, el nuevo trabajo que me ha salido (bieeen) y que sigo estudiando como una campeona apenas tengo tiempo ni ganas para leer (menudo verano me espera). Sin embargo, he tenido que hacer un hueco para reseñar una de mis novelas favoritas de todos los tiempos. La leí por primera vez hace algunos años, y desde ese momento ha ocupado un lugar dentro de mis lecturas predilectas. Y al volver a releerla ese lugar queda más que confirmado. Es un libro muy desconocido (al menos aquí en España), cosa que no logro entender porque tiene todos los ingredientes que debe tener una gran novela. 

Se trata de La Calle de los Sueños, de Luca di Fulvio, novela en la que nos encontramos con la emocionante historia de Christmas, un chico de los barrios bajos de la Nueva York de los años veinte, hijo de una prostituta italiana que arribó a la ciudad americana en las peores condiciones posibles. Christmas se cría entre gente humilde y de muy baja ralea, por lo que muy pronto aprende a lucir la misma picardía y sagacidad que los congéneres de su misma edad... con una notable diferencia: la inventiva. Su alucinante capacidad para crear historias de todo tipo y que, a la larga, no pasará inadvertida en el Lower East Side... y tampoco más allá de él. Los Diamonds Dogs están a punto de salir a la luz, pero todo en la vida del joven Christmas dará un vuelco de ciento ochenta grados cuando se tropieza con Ruth. Ruth y su cuerpo tendido en la calle, cargado de moratones, huesos rotos y sangre. Ruth y sus ojos verdes y vacíos. Ruth y su alma rota, que Christmas intentará reparar de todas las maneras posibles a pesar de las abismales diferencias que se interponen entre ambos. 

Lo primero que debo decir de esta novela es lo mucho que me ha enamorado la pluma del autor, que cambia según la escena que esté narrando. Puede ser terriblemente cruda y realista en aquellas partes que así lo requieran (que en esta novela no son pocas), como también sabe esgrimir la ternura, el amor y la humanidad más auténticas con tan solo unas sencillas frases bien hiladas. Y a las pruebas me remito:

"Y Christmas no esperaba una respuesta. Porque quizá no la habría oído. Porque tenía los ojos fijos en los de Ruth. Porque no los recordaba tan verdes. Porque ya no había preguntas ni explicaciones. Porque todo lo de antes, el pasado y los pensamientos y las preocupaciones, era como el dibujo de un niño en la arena y que borra el impetuoso presente de las olas del mar. Y ellos eran ese mar. Sin principio ni fin."

 Hay algunas frases a lo largo del libro realmente preciosas, de esas que tienes que apuntar obligatoriamente en cualquier lado para mirarlas de vez en cuando. Y es que este libro es así: tan emocionante y precioso como duro y desgarrador en ciertos capítulos. Luca di Fulvio ha demostrado saber manejar cualquier emoción que se proponga, otorgando a la narración un realismo que deja totalmente sin aliento. 

El libro tiene exactamente 688 páginas, a letra muy pequeñita, pero os puedo asegurar que al sumergirme en él no he tenido ni un solo momento de aburrimiento. Todo lo contrario: la historia se hace ligera a pesar de ser rica tanto en narración como en personajes, algo que no es nada fácil de conseguir. Me mantuvo enganchada desde la primera página, consiguiendo sorprenderme al percatarme que entremezcla el presente de Christmas con el pasado de Cetta, su madre, hasta que ambas historias se unen a mitad del libro. 

En cuanto a los personajes, casi todos son una maravilla, tanto los "buenos" como los "malos". Para empezar, tenemos a Christmas, el auténtico protagonista, quien se ha convertido en uno de mis personajes principales favoritos debido a esa mezcla de inteligencia y picardía que demuestra a lo largo de toda la novela, así como por su desbordante imaginación que le hará llegar donde ningún otro chico del Lower East Side ha llegado antes. Y a pesar de todo, a pesar del ambiente en el que se ha criado, del pasado de su madre y de todo lo que debe dejar atrás, sigue manteniendo un corazón que no le cabe en el pecho. 

Después tenemos a Ruth, quien a diferencia de Christmas, para mí no ha sabido estar a la altura de la historia. Porque Ruth me ha parecido débil, y por muy mal que lo haya pasado, eso no puedo perdonárselo. Incluso en aquellos momentos en los que intentaba ser fuerte, me parecía que flojeaba y que la única utilidad que tenía era la de torturar a Christmas. Nada más. Y sí, esta historia tiene un pequeño tópico, pues resulta que Ruth es una chica rica, perteneciente a una familia judía del Upper East Side. Y os imaginaréis el drama que se monta cuando los caminos de Ruth y Christmas se cruzan cierta maldita noche. ¿Una chica rica judía juntándose con el hijo de una prostituta italiana? Parece que la cosa está condenada al fracaso desde el principio, ¿no? Pues a pesar de ese pequeño tópico, el romance no es para nada típico. Tiene sus más y sus menos, pero me ha parecido una historia de amor muy original y que, a pesar de Ruth, me ha gustado. 

"—Solo podré contar hasta nueve —dijo entonces Ruth y rió, de manera forzada, con el cinismo de un adulto. Porque eso es lo que ahora se advertía: que era una chiquilla que había tenido que hacerse mayor en una sola noche.
Si yo fuese tu profesor... —dijo Christmas en voz baja—, cambiaría las matemáticas por ti."


Y luego, por supuesto, tenemos al malo malísimo, a aquel que hará de la vida de Ruth —y por tanto, de la de Christmas también— un auténtico infierno. Se trata de Bill. ¿Qué decir de Bill? Para empezar, que no es el típico malvado. En general, en la literatura —sobre todo en la juvenil— los malos suelen ser bastante inteligentes y perversos, con elaborados planes maquiavélicos en sus cabezas que explican casi todas sus motivaciones. Ese no es el caso de Bill. Porque Bill, por muy psicópata que sea, no tiene ni una pizca de inteligencia; o al menos, no la que yo esperaba. Este es un personaje violento, carente de cualquier tipo de humanidad, que lo único que busca es satisfacer sus propias necesidades sin que  le importe nada más. Con él nos internaremos en los oscuros resquicios de la psicopatía, en los fondos más bajos y en el asesinato, como también nos permitirá conocer los albores de la industria pornográfica y el nacimiento de las drogas de diseño en la ciudad de Los Ángeles. 

Mención especial merecen Cetta —la madre de Christmas, que es toda una luchadora y una mujer de armas tomar, cuya determinación me ha ganado del todo—, Sal —el proxeneta de Cetta, cuya evolución a lo largo del libro es espectacular—, el señor Isaacson —el abuelo de Ruth, que me ha encantado debido a sus comentarios sarcásticos con los que mete caña a cualquiera— y Cyril —el inseparable amigo de Christmas, que es un gruñón la mar de salado—.

Hay un montón de personajes más, demasiados como para nombrarlos en esta reseña, pero me he quedado con la sensación de que el autor ha sabido describirlos tan bien, tan concienzudamente, que he podido conocerlos a todos con tan solo unas pocas palabras. 

Si os llama el mundo del crimen organizado, no hay una novela mejor. Y aunque pueda parecer un pelín larga, os aseguro que engancha y que es de lo mejor que podréis encontrar dentro de la narrativa. Ya os digo que a mí me ha enamorado lo suficiente como para convertirse en uno de mis libros favoritos. 

Resumiendo, La Calle de los Sueños es una historia cargada de crudeza, crueldad y violencia, pero que también nos muestra hasta donde puede llegar el ser humano por amor y por el deseo de libertad. Una novela emocionante y emotiva que no podrás soltar y que te mantendrá enganchado hasta un final que ni siquiera serás capaz de imaginar. 

♚♚♚♚♚/5

···Inolvidable···

¿Y vosotros sabíais de la existencia de esta novela?
¿Os atreveríais a darle una oportunidad?
¡Un abrazote, cazadores, y hasta la próxima reseña!

martes, 30 de mayo de 2017

{Reseña} El Destino del Tearling, de Erika Johansen.


531 páginas
Editorial FANTASCY
Trilogía La Reina del Tearling
Narrativa fantástica





Sinopsis

En menos de un año, Kelsea Glynn ha dejado de ser una adolescente desgarbada e insegura para convertirse en una poderosa y justa monarca, la visionara Reina del Tearling, transformando su reino y poniendo fin a la corrupción. Por el camino ha hecho un montón de enemigos y enemigas.
La más feroz de todas ellas es la Reina Roja, que se ha propuesto destruirla. Para proteger a sus súbditos de la ofensiva de esta despótica soberana y su ejército, Kelsea hizo lo impensable: entregarse a sus enemigos y también sus zafiros mágicos.
En su lugar nombró rey regente a Maza, el responsable de su guardia personal. Pero este no piensa descansar hasta que logre rescatarla.
El fin está cada vez más cerca. ¿Cuál será el destino de la Reina Kelsea y de su reino, el Reino del Tearling?









¡Hola, cazadores!

Hoy os traigo una reseña calentita. Muy calentita (de hecho, ya os aviso que la crítica me va a salir un poco caótica). Y es que acabo de terminar  la lectura de "El Destino del Tearling", de Erika Johansen. Si habéis leído mis anteriores reseñas sobre los otros dos libros de la trilogía, sabéis de sobra el súper hype que tengo con esta saga, lo mucho que me ha enamorado por tener unos personajes absorbentes y carismáticos, y una historia cuanto menos espectacular.

Pero hoy, a apenas cinco minutos de haber terminado la última parte de la trilogía, debo decir que estoy cabreada. Muy cabreada. Y que me siento absolutamente estafada. Perfectamente podría poner a esta reseña el título de "cómo fastidiar una trilogía maravillosa en las últimas veinte páginas". Porque sí, señoras y señores, Johansen lo ha hecho: ha fastidiado una saga que podría haberse convertido en una de las grandes dentro de la literatura fantástica, y todo por cerrarla con un final que no llega ni a la altura del betún. Con el final, el maldito final que nos depara el tercer libro, la autora no ha hecho otra cosa que dotar la obra de un regusto amargo y cruel. No os miento cuando os digo que, ahora mismo, estoy llorando de rabia y que he tirado al libro al otro extremo del sofá porque estoy que trino (creo que mi reacción ha sido exactamente esta). Nunca he estado más cabreada con el final de un libro. Y no, no es que haya sido un final triste, o un final súper feliz y sosaina, o uno agridulce sin más... No, no... Simplemente es un final que no pega ni con cola con esta grandiosa historia, y que ha destrozado todas mis ilusiones, que no eran pocas.

Entiendo la intención de la autora. Comprendo lo que quería hacer, de verdad. Pero se ha equivocado de cabo a rabo al cerrar la trilogía de esta manera, y ahora mismo solo siento mucha rabia. Porque los personajes no se merecían este final. No, ni de lejos. 

La verdad es que no sé ni cómo hacer esta reseña, porque las últimas páginas me han dejado completamente destrozada, y ahora tengo la sensación de que todo lo ocurrido durante este libro carece de sentido. Pero lo intentaré... Como no quiero spoilear nada, no haré siquiera resumen de la trama (porque algo se me podría escapar), así que pasaré directamente a mis impresiones iniciales sobre esta novela. 

El primer capítulo me encantó, ya que en él recuperamos a un personaje que fue obviado casi por completo en la segunda parte y que a mí me apasiona. Volver a reencontrarme con él fue lo que me enganchó desde el principio, así como la promesa de saber más sobre su pasado. Pero desde entonces, la trama pegó un bajonazo importante: la acción, tan presente en los libros anteriores se atenuó, así como los diálogos afilados, que tanto me gustaron en otras entregas, siendo sustituidos por descripciones y monólogos interiores de los personajes.

Y me estaba empezando a sentir muy decepcionada, cuando la acción reaparece de repente y la historia empieza a regalarnos escenas escalofriantes, maravillosas, capaces de ponernos los pelos de punta con tan solo unas cuantas descripciones bien hiladas. A partir de la mitad del libro, Johansen ya había recuperado el hilo de los anteriores libros y me tenía absolutamente cautivada de nuevo, sorprendiéndome a cada página, enganchándome ante los muchos giros de esta nueva trama, mientras Kelsea, maravillosa una vez más, volvía a enamorarme en su papel de heroína imperfecta. 

Conoceremos a un nuevo personaje que nos sorprenderá y que dará un giro enorme, no solo a la historia, sino al devenir del Tearling, así como se nos desvelarán todos los secretos de Kelsea, de la Reina Roja (brillante el desarrollo de este personaje durante este libro, por cierto), de Row Finn y del Traedor. Este último personaje, por cierto, prometía ser un gran protagonista, un personaje inolvidable dentro del género de fantasía, pero Johansen me ha decepcionado mucho al no desarrollarlo lo suficiente (por no decir nada) en esta última parte. El Traedor podría haber dado mucho juego, pero la autora no le ha sabido sacar partido y no ha pasado de mero espectador en esta entrega.

Hay giros realmente sorprendentes, que consiguieron dejarme con la boca abierta y ponerme los pelos de punta. Y mientras, los personajes siguen siendo tan cautivadores y trabajados como siempre, siendo presas de sus deseos, anhelos, miedos y esperanzas. Revelándonos la cara más débil del ser humano, así como todo el daño que puede ocasionar la fe o el idealismo en los momentos más delicados de la humanidad. Sí, el tema político e ideológico está magistralmente llevado en esta saga, y eso es algo que nadie podrá quitárselo a la autora nunca. 

Ahora bien (y repito), ¿era necesario ese final? ¿En serio? Yo creo que no. Es un final sin sentido, un final flojo y que me ha hecho sentir completamente estafada. Además, deja muchos cabos sueltos, muchas explicaciones en el aire y demasiadas decepciones a su paso. 

No, esta trilogía no se merecía este final. Cualquier desenlace habría sido infinitamente mejor que este. Ninguno de los personajes se merecía esto. Los lectores no nos merecíamos esto...

Y no lo entiendo. De verdad que no. Decir que estoy decepcionada es quedarse muy corto. Ni siquiera soy capaz de darle una valoración a la novela. Hasta las últimas veinte páginas, estaba segura de que le daría un 5/5, porque me estaba encantando... Pero luego pasa lo que pasa, y no me veo con fuerzas para ponerle valoración ninguna: cualquiera me parece inadecuada. 

Sin embargo, como siempre digo en este tipo de casos, esa es solo mi opinión, y ese odio que he sentido por el final no tiene por qué repetirse en vosotros. De hecho, he leído varias opiniones en Goodreads y me he encontrado con valoraciones de lo más curiosas: hay gente que ha adorado el desenlace y otros que lo han aborrecido, sin término medio. Yo soy de esos últimos, lo admito, pero quizás vosotros sí consigáis pillarle el lado bueno...

Así que, resumiendo, El Destino del Tearling pone punto y final a una trilogía maravillosa, cuyo desenlace no ha sabido estar a la altura de esta saga, lo que me ha dejado un regusto amargo que no sé cómo voy a saber sobrellevar. 


¿Y vosotros habéis leído esta última parte?
¿Coincidís conmigo en mi valoración, y sobre todo, en lo que pienso del final?
Buenas noches, cazadores. Voy a intentar dormir un poco, aunque con el disgusto que tengo, dudo que lo consiga. 
Un abrazote fuerte.

martes, 23 de mayo de 2017

{Reseña} Amos y Mazmorras #2. El Torneo, de Lena Valentí.

384 páginas
Editorial Debolsillo
Saga Amos y Mazmorras
Erótica
♚♚


Sinopsis

Cuando las mazmorras se abren, los dragones salen de caza. Empieza el torneo de Amos y Mazmorras, y Cleo, ahora convertida en la domina Lady Nala, está preparada para todo. Cuando las mazmorras se abren, los dragones salen de caza. ¿Quién será la presa?Días atrás Cleo Connelly era una teniente de la Policía de Nueva Orleans, vivía feliz y nunca antes había probado el BDSM. El único azote que había recibido era el que provenía de las manos de su padre cuando, de pequeña, hacía alguna trastada. Pero ya habían pasado seis días desde que recibió la noticia de la desaparición de su hermana, Leslie, y se había metido de lleno en el caso en el que esta participaba. Ahora es una agente del FBI infiltrada en un torneo de dominación y sumisión en el que interpreta el rol de sumisa, mientras trata de revelar la identidad de los diseñadores de la droga popper y de los traficantes de blancas que el FBI persigue. Unos días antes, el corazón de Cleo estaba entero y era libre. En estos momentos, intenta recomponerlo después de que Lion Romano, el agente a cargo de la operación e instructor de su doma, lo rompiera y lo pisoteara sin compasión. El amor es un juego de fantasías y realidades al que, tarde o temprano, todos nos sometemos.






¡Hola, cazadores!

Aquí estoy una vez más con la reseña de la semana, sobre un libro diferente a todo lo que suelo leer y que no se ha llevado la mayor de mis simpatías. Se trata de la segunda parte de la saga Amos y Mazmorras, de Lena Valentí, y debo decir que esta nueva entrega me ha gustado aún menos que la anterior. La otra tenía un pase, pero esta me ha costado un mundo terminarla, y eso que es más bien corta. 

Como ya dije en la reseña de La Doma, el género erótico no está entre mis favoritos, ya que en mi opinión se abusa mucho de las escenas sexuales, lo que acaba por quitarles toda la gracia. Este libro no ha sido la excepción; de hecho, creo que más de la mitad de la historia son descripciones de sexo bondage, y sexo, y sexo y más sexo. Total, que he acabado más aburrida que otra cosa. Pero en fin, entremos en materia...

En El Torneo, segunda parte de la saga Amos y Mazmorras, nos encontramos de nuevo a Cleo Connelly, una agente de policía que por causas ajenas a ella se convierte en agente doble del FBI infiltrada en un caso de trata de blancas. Cleo debe volar a las Islas Vírgenes de Estados Unidos, donde se celebrará el torneo de Dragones y Mazmorras DS, donde se utilizan esclavos sexuales en juegos de dominación a base de drogarles con un estupefaciente llamado Popper. Cleo sabe que su hermana está entre esos sumisos contra su voluntad, por lo que no duda a la hora de intentar salvarla. Sabe que no será fácil y que allí se encontrará con Lion, aquel que le descubrió el mundo bondage, que la utilizó y la traicionó para abandonarla en Nueva Orleáns, pero como nueva dómina del torneo, Cleo cree saber cómo domar al león. 

Esta reseña va a ser difícil. Siempre es difícil hacer malas reseñas, sobre todo de un libro que está tan bien escrito. Me gusta mucho la forma de escribir de Lena Valentí, es muy clara, concisa y atrapante, y realmente hipnotiza. Tiene la capacidad de poner lo que pasa en la historia en tu cabeza, como si se tratara de una película, y eso no todos los autores lo saben hacer. 

Ahora bien, creo que esta historia no era para mí. De hecho, empecé a leer la primera parte porque una amiga, que es super fan de la literatura erótica, me convenció, y como esa primera entrega no estuvo mal, me animé con esta. Y fue un error. No os equivoquéis, no estoy diciendo que el libro sea horrible y lo peor del mundo; simplemente no era para mí. Estoy segura de que si os va el género erótico esta novela os puede gustar bastante, o al menos más que a mí. 

Como ya he dicho, la mitad del libro son descripciones de escenas sexuales bondage, y encima escenas súper bestias, y describir una de vez en cuando pues vale, pero es que hay de esas en cada capítulo y he terminado saturándome de tanto látigo, cadenas, sodomización, etc... Ese es el motivo por el que el libro se me ha hecho tan pesado, que la autora abusa de todo eso incluso más que en la primera parte. Y sí, es un torneo, los personajes están ahí para eso, pero no he podido evitar la sensación de agotamiento. 

Encima, todas esas escenas sexuales se entremezclan con momentos súper almibarados entre Lion y Cleo, instantes que casi se podrían tachar de cursis, y que hacían un contraste que no me pegaba en absoluto. No estoy hablando de partes románticas sin más, no... Me refiero a empalagosidad pura y dura, de esa en la que el azúcar te sube hasta las nubes. Y es que a mí esos cambios tan bruscos como que no me convencen nada; de hecho, me dejaban tan descolocada que sentía ganas de cerrar el libro y ponerme a otra cosa. De verdad, que con esta novela me he desesperado muchísimo. 

Respecto a los personajes, Cleo me sigue gustando por esa capacidad de adaptación que tiene, y ese valor que demuestra al enfrentarse a las diferentes pruebas del torneo, y creo que ella es lo mejor de todo el libro, sin lugar a dudas. Y a Lion le odio. Tal cual. No le soporto. Pocas veces le he cogido más tirria a un personaje literario. Pero es tan, tan dominante, tan celoso, controlador y caprichoso, que lo único que despertaba en mí era el deseo de mandarle a columpiar canarios. Ya en el primero le cogí manía, pero con esta entrega... no podía con él. De verdad que no. 

Y sobre el tema del torneo no puedo hablar demasiado, porque sinceramente no me he enterado del todo. No porque no estuviera bien contado, sino porque llegó un momento en que yo apenas le ponía interés al tema: puse el piloto automático, me enteré de las cuatro cosas importantes que pasan, y ya está. A la mitad del libro lo único que quería era terminarlo para ponerme con otro, a ese grado de aburrimiento he llegado. Y sí, debería haberlo dejado, pero no me gusta abandonar los libros así como así: soy de esas lectoras que aguantan hasta el límite, porque creo que, por muy floja que resulte una novela, en algún momento habrá algo que la haga despegar. En el caso de El Torneo, esa premisa me ha dado en la frente, pero repito que no es algo que os tenga que pasar a vosotros: si os gusta la erótica, este libro es para vosotros. Si no, ni os acerquéis a él. Por supuesto, sobra decir que no pienso continuar con la saga: con estos dos primeros libros he tenido suficiente, y no me veo con fuerza para continuar con los otros seis. 

En resumen, El Torneo es un libro escrito para los más fervientes amantes de la erótica, donde el misterio y el suspense irán acompañados de sensualidad y perversión. 

♚♚/5

···Mejorable···

¿Y a vosotros os gusta el género erótico?
¿Le daríais una oportunidad a esta saga?
¡Un abrazote para todos!


miércoles, 17 de mayo de 2017

{Reseña} Nunca digas siempre, de Jennifer L, Armentrout.

544 páginas
Puck Editorial
Autoconclusivo
Juvenil/Romántica contemporánea
♚♚♚♚




Sinopsis

Ella aprendió que el silencio era su mejor arma. Él juró que siempre la protegería. Ambos comparten un terrible pasado, que los llevó a forjar un vínculo indestructible. O eso creían ellos. Porque sus caminos se separaron abruptamente hace cuatro años. Mallory y Rider llevan todo ese tiempo tratando de superar las terribles experiencias vividas en un hogar de acogida. Intentando construir un futuro. Tratando de olvidar. Pero ahora, justo cuando creían estar dejando el pasado atrás, Mallory y Rider acaban de reencontrarse en el instituto y descubren que el intenso vínculo de infancia sigue ahí… al igual que la heridas. Enfrentados a la fuerza de sus sentimientos, Mallory y Rider deben decidir si seguir aferrados a las mismas armas que les ayudaron en el pasado o arriesgarse a construir algo nuevo en un futuro incierto. Un relato luminoso sobre una joven valiente que lucha por expresar su verdad desde un refugio de silencio . Quédate a escuchar la voz de Mallory. No te arrepentirás.










¡Hola, cazadores!

Hoy os traigo la reseña de un libro realmente emotivo y bonito. Hacía mucho tiempo que quería leer algo de Jennifer Armentrout, ya que solo leo críticas buenas de sus libros, y como este es autoconclusivo (no estoy como para meterme en más sagas de momento), decidí animarme con él, Y aunque es cierto que el libro no me ha enamorado, sí que me ha gustado mucho, lo suficiente como para animarme a seguir conociendo a esta autora.

Nunca digas siempre, de Jennifer L. Armentrout, se centra en la historia de Mallory Dodge, una joven que lleva media vida en casas de acogida donde no ha tenido el mejor de los tratos. Cuatro años después de ser adoptada por una buena pareja que le da el amor y la comprensión que Mallory ha echado de menos durante toda su vida, la chica decide empezar a ir al instituto para tratar de superar el terror que le da relacionarse con los demás y así dejar atrás los demonios del pasado. Lo que no se espera de ninguna manera es que el pasado esté esperándola entre los pasillos del instituto: Rider Stark, su guardián, su caballero andante, fue el chico con el que Mallory se crió en aquel hogar roto y violento, y que, ahora, cuatro años después, intenta olvidar por todos los medios. Era aquel que la protegía, el que la mimaba y la única persona que ella tenía en el mundo. Cuando Rider desapareció de su vida, Mallory pensó que jamás volvería a verle. Por eso, volver a mirarle a los ojos tras tantos años le parece poco menos que un milagro. Un milagro que acabará por dar un vuelco a su vida...

Quiero recalcar que el libro me ha gustado mucho: es bonito, emocionante y está muy bien escrito, pero no me ha terminado de encantar, quizás por las expectativas tan altas que llevaba. Había leído críticas tan buenas que no pude evitar imaginarme que este libro sería algo así como mi lectura del año, y nada más lejos de la realidad. Y es que a lo largo de la novela he visto diferentes cosas que no me han terminado de... convencer, por así decirlo. 

Llevaba mucho tiempo sin leer una libro de literatura romántica juvenil, y eso se debe a que soy un poco rara con este género. No me malinterpretéis, me considero una romántica empedernida, pero me gusta que la historia romántica que lea no destaque por ser la típica historia de amor: que los personajes tengan "algo" distintivo, que haya una subtrama emocionante... en fin, que sea diferente. Y en esta historia me ha parecido que la historia de amor tenía algunas cosas (no todas) muy típicas que podría haber leído en cualquier otro libro del género romántico, terminando por cansarme un poco. Y si bien el personaje de Mallory me ha gustado mucho, el de Rider no me ha terminado de convencer. No es que me parezca un mal personaje, pero en mi opinión tenía un carácter un pelín típico. Entiendo que la autora lo haya hecho con esa personalidad para que el final fuera el que ha sido, pero aun así, reconozco que he echado de menos que tuviera algo más de... garra (tampoco sé muy bien cómo explicarme sin spoilear nada, la verdad, xD)

Una cosa que se me ha hecho muy pesada (en serio, muy, muy pesada) es que en cada capítulo se dedicara al menos un párrafo entero para destacar los encantos de Rider: Mallory se centra cada cinco minutos en darnos una descripción detallada de lo buenísimo que está Rider... y eh, a una servidora le gustan tanto como a la que más los protagonistas macizos, pero con dos o tres descripciones sobre lo guapísimos que son me bastan, no necesito que eso salga a relucir cada dos por tres porque eso se me termina por hacer pesado. 

Otra cosa que también se me hizo algo agotadora es que la autora describe demasiado, para mi gusto. Cada pequeño detalle, cada gesto de los personajes... hasta la cosa más ínfima e insignificante se describe, y ha habido ocasiones en las que me atropellaba con la lectura y que incluso me sentía tentada a saltarme párrafos enteros. En mi opinión, a la forma de escribir de la autora le falta algo de ligereza, pero aun así me gusta, porque me ha parecido que sabe destacar muy bien la profundidad de los sentimientos de Mallory, mostrándonos su personalidad de una forma muy emotiva. Y es que este libro si destaca por algo es por la emoción que desprende en cada una de sus páginas. 

No os voy a mentir: la primera mitad del libro no me estaba enganchando nada debido a todo los aspectos negativos que os acabo de contar, pero a partir de esa segunda mitad... Pfff, no podía parar de leer. Cada final del capítulo era un golpe, un varapalo a cada cual peor, haciendo de esta historia algo adictivo y muy emocionante. 

La historia de Mallory es muy dura, y rompe el corazón. Como la de Rider. Ambos tienen un pasado juntos que resulta muy triste y que, sin embargo, será lo que les una en esta nueva etapa de su vida. 


"En mi opinión hay dos tipos de para siempre. Uno bueno. Y otro malo. El bueno era una mentira, una ilusión; eso ya lo había aprendido siendo muy niña. Ese tipo de "para siempre" acababa en llamas, porque, por más que intentaras aferrarte a él con todas tus fuerzas, se te escurría entre los dedos. El malo acechaba siempre, como una sombra o un fantasma. Daba igual lo que pasase: siempre estaba ahí, de fondo."


Como personajes, Mallory me ha gustado muchísimo. La evolución que ha tenido a lo largo de la novela me ha parecido alucinante, y he vivido la historia de su pasado casi con un nudo en la garganta. El tema del maltrato infantil me ha parecido muy logrado: creo que es algo que no se suele tratar dentro de la literatura, y que, como tantas otras cosas, se merece que se ponga el foco sobre él. Sin embargo, y volviendo al tema, Mallory me ha parecido una protagonista estupenda. Y Rider.... en fin, aunque le falte algo de garra, sí que es verdad que me ha conmovido en esos momentos en que intenta proteger a Mallory de cualquier cosa que se le ponga por delante.

Como secundarios, tenemos a Carl y Rosa Rivas, los padres adoptivos de Mallory, que son algo sobreprotectores con ella pero buena gente; a Paige, la chica mala del instituto (que sinceramente, no me ha parecido tan mala como me la intentaban pintar. De hecho, es un personaje que me hubiera gustado que estuviera más desarrollado); a Hector y Jayden, los amigos de Rider y los nietos de la mujer que en esos momentos tiene a Rider en acogida, la señora Luna (ambos hermanos resultan muy carismáticos y me han caído en gracia, sobre todo Jayden) y a Ainsley, la mejor amiga de Mallory, que, sin duda, es mi personaje favorito dentro de este libro. Me ha encantado su personalidad, tan fuerte y positiva, y la forma en que siempre está ahí para apoyar a Mallory. Los diálogos entre las dos me parecían súper conseguidos: eran los típicos que cualquiera podría tener con su mejor amiga, y ese realismo en la relación de amistad me ha gustado mucho. 

El final es muy bonito y deja una lección de vida preciosa, que sinceramente me ha hecho reflexionar. La verdad es que no deja de sorprenderme que un libro juvenil tenga esa clase de profundidad y nos deje una moraleja como la que encontramos al final, pero me ha parecido muy emocionante y, sin duda, es lo mejor de todo el libro. 

En resumidas cuentas, Nunca digas siempre me ha parecido una novela preciosa, cargada con toda la emoción del primer amor, y que sin embargo, está dotada con una profundidad y unos detalles que conseguirán estremecerte. Jamás conseguirás olvidarte de Mallory.


♚♚♚♚/5

···Muy recomendable···

¿Y vosotros habéis leído este libro?
¿Estáis de acuerdo conmigo en mis valoraciones?
¡Contadme, bonitos!

jueves, 4 de mayo de 2017

{Reseña} Mutados #1: El Despertar de Tessa, de Leara Martell.

81 páginas (eBook)
Autopublicado AMAZON
Saga Mutados
Fantasía  / Juvenil/Romántica
♚♚♚♚




Sinopsis

¿Qué pasaría si el mundo se empeñara en convertirte en la heroína que tú te niegas a ser? Tessa Moore sabe perfectamente el significado de la expresión «joderse la vida». Es lo que lleva años haciéndose a sí misma. Fiesta, alcohol, malas compañías… muchas voces que acallar y aún más sentimientos que enterrar. Pero una noche, un encuentro fortuito en una discoteca con dos desconocidos convertirá su «tranquila» vida en una película mala de superhéroes adolescentes de los años ochenta. Chicas que pueden crear fuego con las manos o cambiar la densidad de su piel, un guapísimo e insufrible compañero que puede olerla incluso sin verla y un montón de tipos empeñados en matarla… ¿de qué maldito circo se han escapado todos? Y por si todo eso fuera poco, el sexy coreano que la visita en sueños cada noche no parece ser fruto de su calenturienta imaginación sino que Jeung es real. Demasiado real. ¿Y si todo esto no fuera más que su mente intentándole jugar una mala pasada?








¡Hola, cazadores!

Hoy es una de esas noches. Una de esas en las que soy incapaz de dormir, en las que lo único que me apetece es plantarme frente al ordenador con un tazón (sí, tazón, no taza) de café en la mano y escribir hasta el amanecer. Tengo ese capricho, qué le voy a hacer. Y sí, sé que mañana estaré en modo zombi y que las clases me costarán la vida, pero de vez en cuando pasar una noche de estas tampoco está de más. Aparte, acabo de terminar un libro que me ha sorprendido mucho y para bien, por lo que no he podido evitar ponerme a hacer esta reseña en cuanto lo he acabado. 

No es un libro conocido, o al menos a mí no me sonaba de nada. Pero un buen día, cotilleando por Amazon, plataforma en la que últimamente me muevo mucho, me topé con esta historia de improviso. La sinopsis me atrajo de inmediato, al igual que la portada, y eso que las portadas donde se representan los rostros de los personajes no suelen gustarme, pero esta tenía "algo", y como he podido comprobar, recoge mucho del carácter de Tessa. Así que, al ver que estaba gratis, me la descargué en un tris; por eso, desde aquí le mando mi agradecimiento a la autora por tener la amabilidad de poner su libro gratuito, aunque por lo que he fuchicado ya os adelanto que normalmente está al irrisorio precio de 0,99 euros (eBook). Y para lo cortita que es la historia y lo bien escrita que está, me parece un precio más que razonable. 

Mutados: El Despertar de Tessa, de Leara Martell, se centra en la vida de Teresa Moore, Tessa, una adolescente de los barrios bajos de Manchester. Es una joven que no ha tenido una vida fácil, tanto por algunas tragedias personales como por ciertas "anomalías" que sufre su cabeza. Anomalías entre las que se encuentran los sueños dominados por el atractivo y enigmático Jeung, que la visita cada noche al cerrar los ojos. A pesar de que ella sabe que es imposible que sea real, este ocurrente coreano terminará convirtiéndose en la persona más cercana y querida para Tessa. Sin embargo, la llegada al instituto de Rubens, un chico que parece estar demasiado al corriente de ciertas características suyas, dará a la vida de la joven un cambio radical... Y no voy a decir mucho más sobre el argumento, ya que temo irme de la lengua y estropearos varias sorpresas la mar de curiosas. 

A ver, va a ser una reseña difícil, porque este es uno de esos libros que tiene cosas muy buenas, pero también muy malas. Empezaré primero por lo negativo, para terminar detallando los muchos rasgos positivos que tiene esta novela, y acabar así con un buen sabor de boca. 

Lo primero de todo, decir que me ha gustado mucho. Me ha sorprendido desde la primera página, si bien eso no quita para que haya visto cierta precipitación en la novela casi desde el principio. Me parecía que todo ocurría demasiado rápido, y a pesar de lo mucho que me gustaba cómo estaba descrito todo, me he quedado con la impresión de que a la historia le faltaba algo de profundidad y de desarrollo. No sé muy bien cómo definíroslo, pero me parecía que la autora quería llegar demasiado pronto al "meollo" de todo el asunto, lo que otorgaba cierta urgencia y prisa a la narración, y precipitaba los sucesos de una forma que me agobiaba un poco.

Y después,  tras todas esas prisas por llegar al "meollo", el libro se acaba. Bruscamente. Tan de repente que me he quedado mirando mi reader y los agradecimientos de la autora sin poder creérmelo, con un "¿ya? ¿Se ha acabado?" en mis labios. Ese final tan brusco me ha roto todos los esquemas, y sinceramente, no me ha parecido un buen final; no porque sea triste, o traumático, o decepcionante, sino porque me parecía que el libro no había hecho más que comenzar, y de repente, ¡pum!, se termina. Sí, es cierto, forma parte de una saga —¿Bilogía? ¿Trilogía? La verdad es que no lo tengo muy claro—, pero me he quedado con la impresión de que este primer libro no ha sido más que una presentación de Tessa y de unos pocos secundarios más, y que el argumento vendrá después, en los siguientes libros. Se deja vislumbrar un poco de lo que será la trama, permitiéndonos echar un vistazo a todo lo que la saga puede dar de sí, pero sin meterse directamente en materia. La verdad es que me hubiera gustado que la autora hubiera desarrollado todo un poco más: la vida de Tessa con su hermana Christine, la relación con sus amigos en el instituto, la Organización... En fin, que hubiera habido algo más de chicha. 

Sé lo que estáis pensando... ¿De dónde viene entonces mi 4/5? Ya os lo he dicho: el libro tiene cosas malas, pero confieso que sus detalles positivos me han encandilado por completo, y es que me ha entusiasmado la forma que tiene la autora de describir, tan natural, tan detallada. La historia está contada desde el punto de vista de Tessa y en primera persona, y sinceramente, me he quedado perpleja ante la habilidad de Leara Martell para dar vida a los pensamientos de su personaje. Tiene una naturalidad, un realismo y un humor que he visto en pocos libros, y que, a la larga, es lo que me ha enganchado por completo a esta historia. Básicamente, me he leído toda la novela con una sonrisa pintada en los labios, y es que me partía con el carácter de Tessa, con sus comparaciones, con sus borderías y esa manera de ser tan conseguida. Desde aquí, mis felicitaciones a la autora, porque para mí ha creado a un personaje que, ya en este primer libro, apunta maneras. Un pequeño ejemplo:

"—Espero que no estés a punto de decirme que en cada generación nace una cazadora y que ahora me ha tocado a mí, porque puede que sea rubia, guapito, pero no soy gilipollas."

Y por cosas como esta es por lo que no puedo dejar de aplaudir a este personaje. He enlazado sonrisa con sonrisa sin poder evitarlo. 

Por lo demás, como secundarios tenemos a Jeung, el misterioso chico de los sueños de Tessa; Rubens, el aún más enigmático compañero de instituto que parece saber demasiado; y a Nevert, Sammy y Mike, aunque estos tres últimos, de momento, no han tenido demasiado peso. También debo mencionar a Elías, y es que, aunque solo haya salido muy brevemente, por su descripción y su cometido no he podido evitar imaginármelo como a L, de Death Note, y me ha llamado la atención de inmediato. Espero saber más de él en los próximos libros. 

No puedo dejar de reseñar lo mucho que me ha ENCANTADO (y lo digo con letras mayúsculas y en negrita, ojo) que Tessa parezca una friki redomada. Y es que ha habido una parte en la que se muestra la habitación de Tessa, y está tan llena de frikadas que me chiflan que he muerto de amor inmediatamente. Me gusta mucho que los autores hagan personajes frikis: me parece una forma muy inteligente y sencilla de que los lectores (lectores súper frikis de la vida como yo) podamos sentirnos identificados con ellos, y eso a la larga mejora mucho la valoración del libro. Ya digo que a mí es un detalle que me ha encantado, lo que unido a la bordería y naturalidad de Tessa, me ha hecho conectar con esta protagonista tan singular, que promete muchísimo para próximas entregas. 

Respecto al argumento, la autora solo nos deja entreverlo, como ya he remarcado, pero tiene pinta de dar mucho juego, y ya en este primer libro introductorio me ha llamado la atención. A ver, sí, es un poco típico, no os voy a engañar, pero la forma de escribir de Leara es tan adictiva, tan envolvente, que os aseguro que no echaréis de menos los alardes de originalidad. Entre lo adictivo de la historia y sus apenas 81 páginas de extensión, se lee en un santiamén: no me ha durado ni una hora en total, y como lectura ligera, no viene nada mal. Estoy deseando que Leara Martell nos sorprenda con la segunda parte, que espero leer muy pronto. 

Resumiendo, Mutados: El Despertar de Tessa, es un primer libro introductorio de lo que puede llegar a ser una gran saga. De la mano de una protagonista singular, atormentada por su pasado, descubriremos una Organización azotada por el mal, que intenta sobrevivir a un mundo sombrío y que, quizás, necesite a Tessa para conseguirlo. 

♚♚♚♚/5

···Muy recomendable···

¿Y vosotros sabíais de la existencia de este libro?
¿Lo habéis leído?
Una vez más, ¡mil gracias por pasaros! 
¡Un abrazote grande!

viernes, 21 de abril de 2017

{Reseña} Tres coronas oscuras, de Kendare Blake.

387 páginas
Editorial Del Nuevo Extremo
Saga ¿?
Fantasía Juvenil
♚♚♚
Sinopsis


En el reino venidero solo una ganará.

En cada generación de la isla de Fennbirn nacen trillizas y las tres son reinas, herederas en partes iguales de la corona, cada una posee una magia codiciada. Mirabella es una elemental feroz, capaz de encender llamaradas voraces o tormentas brutales con un chasquido de dedos. Katharine es una envenenadora, puede ingerir los venenos más mortales sin nada más que un dolor de panza. De Arsinoe, una naturalista, se dice que tiene la habilidad de hacer florecer la rosa más roja y controlar al más salvaje de los animales. Pero convertirse en Reina Coronada no es únicamente una cuestión de nacimiento real. Cada una tiene que pelear por ello.Y ganar o perder es a vida o muerte. La misma noche en que las hermanas cumplen dieciséis años comienza la batalla. La última reina en pie será coronada.






__________________________________


¡Hola, cazadores!

Pfff, después de una semana de locura, ¡por fin he podido terminar este libro y subir reseña de él! La verdad es que no me ha sido nada fácil.

La novela que os traigo hoy me ha hundido en un mar de sensaciones contradictorias. Durante la mayor parte del tiempo, sus páginas se han convertido en un auténtico quebradero de cabeza más que en un placer, y no ha sido hasta el mismísimo final cuando le he visto la gracia. 

El libro fue un regalo de una persona a la que hablé maravillas del primer libro de la trilogía  La Reina del Tearling, y amén de regalarme la segunda parte de la misma, me dio también este pensando que tendría algo que ver (nada más lejos de la realidad). Sin embargo, en cuanto leí la sinopsis y vi unas cuantas críticas me convencí de que podría ser una historia, como mínimo, curiosa. 

Tres coronas oscuras, de Kendare Blake, trata la historia de tres hermanas bendecidas (o maldecidas, según se vea) con tres de los dones que disfrutan la mayor parte de la población de la isla de Fennbirn. A saber: el don de controlar los elementos, fuego, aire, tierra y agua (elementales); el de resistir y saber usar cualquier clase de veneno (envenenadores); y el de controlar a la flora y fauna (naturalistas). Cada reina de Fennbirn da a luz a trillizas, representantes cada una de los dones mayoritarios del reino. Para llegar al poder y convertirse en reinas, las hermanas deberán matarse entre sí utilizando sus poderes hasta que solo quede una en pie: la Reina Coronada, aquella que gobernará los designios de la misteriosa isla. El día que las hermanas cumplen dieciséis años empieza la cuenta atrás para tratar de asesinar a sus adversarias y alzarse, no solo con la corona y el poder, sino con sus propias vidas.

Interesante, ¿verdad? En cuanto leí la sinopsis caí rendida ante ella, ya que me prometía una historia oscura, cargada de emoción, en la que ya me veía con la nariz pegada a las hojas desde el minuto uno. Me equivocaba. 

Al hundirme en la novela, me he encontrado con un argumento potente, que rezumaba originalidad y emoción, pero cuya redacción deja mucho que desear. Mucho, mucho. Este ha sido uno de esos libros en los que miraba el número de páginas que me quedaban para terminar y con el que no podía evitar poner los ojos en blanco ante algunas situaciones  absurdas, llenas de sinsentidos. Y la edición, plagada de errores gramaticales, erratas y algún que otro párrafo repetido, no ayuda a que la valoración sea más positiva. 

La historia se narra de forma precipitada, dejándose detalles y explicaciones muy importantes por el camino, por lo que yo misma tenía que echarle imaginación para tratar de entender qué demonios estaba pasando. Las descripciones me parecieron totalmente insuficientes para una novela de fantasía, en la que la descripción para mí es tan importante, y sinceramente, hay algunas situaciones que no entendí por lo absurdas que resultaban. Es cierto que al final todo cobra cierto sentido, pero hay subtramas que se desencadenan de forma un tanto forzada, como si la autora hubiera tenido prisa por escribirlas, lo que me dio la sensación de que todo se desarrollaba rápido, de manera superficial y sin apenas explicación. Con esto no quiero decir que la autora escriba mal, es sólo que tiene un estilo que no encaja con mis gustos, ya que a mí me gustan las lecturas detalladas y descriptivas, algo en lo que Kendare Blake flojea. 

Además, me faltó Historia. La Historia de la Isla como tal. No se desarrolla nada del contexto en el que empezó ese proceso para que se mataran las trillizas, ni por qué eso es así... ni siquiera el proceso como tal está bien explicado. Hay partes relatadas de forma tan brusca que lo único que conseguía la autora con ello era desesperarme. Tal cual. En más de una ocasión me planteé abandonar la lectura, porque no conseguía sacar nada positivo de ella. De verdad, que me ha costado un mundo llegar al final. 

Entre los personajes hay un poco de todo. La mayoría me parecieron bastante típicos y llenos de clichés, aunque debo admitir que alguno sí que me convenció, como es el caso de Jules, Billy, Natalia o Pietyr. En cuanto a las reinas, Mirabella y Katharine me parecieron bastante flojas y típicas, y en ningún momento les he visto la gracia. Arsinoe, por el contrario, tiene sus momentos, pero no ha sido hasta el final cuando la he considerado como una protagonista a tener en cuenta. En cambio, ha habido personajes que se me han atragantado y que me ponían mala en cuanto salían a relucir, y no porque fueran malos o crueles, es que directamente me parecía que estaban mal desarrollados. Un ejemplo de ello eran Luca, Elizabeth o Joseph (por Dios, de verdad que a este último no lo soportaba). Y como soy incapaz de morderme la lengua, AVISO, voy a poner unos cuantos SPOILERS: 

Pero vamos a ver, que alguien me explique (si es que es capaz) qué sentido tiene que Joseph estuviera a punto de ahogarse, saliera medio muerto del mar, y a los dos minutos, se liara como si no hubiera un mañana con Mirabella, olvidándose en un santiamén de Jules. Que alguien me lo explique, os lo suplico. Porque yo, aparte de alucinar en colores, no lo entendí. No le vi ningún sentido. El tío había estado a punto de palmarla, ¿y va y se lía con una completa desconocida así por las buenas? ¿En serio? No tiene ningún sentido. La verdad es que no aguanté a Joseph en ningún momento, y me pareció que el triángulo amoroso entre él, Mirabella y Jules flojeaba bastante desde el primer minuto. 
Otra cosa que me sorprendió, y no precisamente para bien, fue que debido a la fuga de Mirabella, le cortaran la mano a Elizabeth y cuando Mirabella regresó, la sacerdotisa ni siquiera la culpó por lo pasado. Mmm... o sea, ¿que le cortan la mano y no tiene ni un reproche para ella? Dios, esa mujer casi se merece el título de santa, no fastidies. Es la reacción menos humana de todas las que hay en el libro. Alucinada me quedé...

Y después de todos estos aspectos negativos, de los spoilers y la parafernalia, ¿a qué viene mi puntuación de 3/5, os preguntaréis? Bien, confieso que durante trescientas páginas la novela estuvo cabalgando entre el 1 y el 2, tal era la tirria que le estaba cogiendo. Pero para mi sorpresa, a partir de la página trescientos el libro da un giro de ciento ochenta grados, convirtiéndose en una historia totalmente distinta: la que la sinopsis prometía. 

Las últimas ochenta páginas me parecieron magistrales, dejándome sin aliento ante los  giros inesperados que se desarrollan de forma brillante y entrelazando todas las subtramas de un modo sorprendente, mientras abre nuevos conflictos y enredos para la siguiente entrega. De verdad que el final es alucinante y no hay manera de imaginárselo. Para nada. Y sinceramente, es lo que salva un libro que, en mi opinión, hasta el momento estaba resultando muy flojo. No lo salva lo suficiente como para resultar la "novela de mi vida", pero sí para convertir esta en una historia pasable, en la que hay que invertir ciertas dosis de paciencia (mucha), para al final (muy al final) recibir tu recompensa. 

Resumiendo, Tres coronas oscuras no es una lectura fácil ni especialmente amena, pero su magia y oscuridad te mantendrán con la suficiente tensión para aguantar hasta su brillante desenlace, que deja demasiadas puertas abiertas como para dejar escapar su segunda parte. 

♚♚♚/5

···Entretenido···

¿Y vosotros os animaríais con esta novela?
¿Os llama la atención?
¿Lo habéis leído?

Gracias a todos por pasaros.
¡Un abrazote!

viernes, 14 de abril de 2017

{Reseña} Tan nosotros, de Ana María Draghia.

239 páginas
Editorial HQÑ (Harper Collins)
Autoconclusivo
Romántica
♚♚♚
Sinopsis


Danielle es una joven artista que se refugia de todo y de todos en su pequeño taller, trabaja en una galería de arte y vive con sus dos amigos de la infancia: Ricardo y Eric. Los dos parecen empeñados en organizarle una ruleta rusa de citas a ciegas para que encuentre de nuevo el amor tras haber sufrido una triste traición cuyo secreto ella guarda bajo llave. Aunque ninguna de las esperpénticas citas llega a buen puerto, con su peculiar humor e ironía, saca de ellas algunos ratos divertidos y anécdotas más que curiosas. En cambio, en casa se respira una tensión sexual que se puede palpar, pues Ricardo, a pesar de organizarle citas a Danielle, parece alegrarse de que le salgan mal, incluso está dispuesto a sabotear alguna cuando ve que la situación sube de tono. 
Pero ¿qué rumbo tomarán las cosas cuando los sentimientos comiencen a exteriorizarse? ¿Será más fuerte la amistad o el deseo?




_________________________________________



¡Hola, cazadores!

¡Espero que estéis teniendo unas grandes vacaciones de Semana Santa!

Hoy os traigo la reseña de un libro romántico, de historia bonita y sencilla, ideal para este fin de semana de relax. Finalista del Premio de Novela Romántica 2016 convocado por la editorial Harper Collins, está novela ya se puede conseguir en versión digital, aunque en mayo saldrá la edición en papel para los que aún seguimos enamorados del olor a libro nuevo. 

Antes de entrar en materia, me gustaría agradecerle a su autora, Ana María Draghia, su amabilidad al cederme esta novela en digital para poder reseñarla. Es la primera colaboración que hago con un autor, y me ha hecho mucha ilusión, la verdad, así que  espero que esta crítica os deje a todos con buen sabor de boca. 

Tan nosotros cuenta la historia de Danielle, una joven entusiasta que trabaja en una galería de arte y que vive con sus dos mejores amigos de toda la vida, Ricardo y Eric. Sin embargo, algo enturbia la vida de Dany, y es que tras dos años sin conseguir superar una amarga ruptura amorosa, su existencia se ha vuelto un tanto monótona, por lo que Ricardo y Eric unen fuerzas para citarla con distintos personajes, a cada cual más variopinto. Sin embargo, esas citas no resultan ser las esperadas, y Dany se percata de que eso complace a Ricardo más de la cuenta, lo que le abrirá una realidad a la que no se asoma desde su adolescencia. 

Lo primero que me llamó la atención de esta novela fue el título. Me pareció bonito y original, y aunque no soy muy amiga de las historias románticas sin más, me animé a darle una oportunidad tanto por ese título tan resultón como por las buenas críticas que acumula en las redes. 

La trama es sencilla, sin grandes giros argumentales, lo que se traduce en una historia muy lineal hasta prácticamente el final. El estilo de Ana María es fluido y sencillo, capaz de desvelarnos de una manera bastante acertada los pensamientos y emociones de Danielle. Nuestra protagonista se presenta como una joven enérgica, apasionada del arte, que a veces hace gala de un sarcasmo muy llamativo; sin embargo, me he quedado con la sensación de que no he llegado a conocerla a fondo, de que le faltaba cierto toque de realismo que, a la larga, me ha impedido conectar con ella. A pesar de ello, Dany me ha gustado y me parece una buena protagonista para este tipo de novelas sencillas. 

Lo que más me ha convencido de este libro son las citas del principio. Los pretendientes de Dany resultan de lo más excepcionales (y no en el mejor sentido de la palabra), provocando que algunas de las situaciones se vuelvan estrambóticas y divertidas, lo que siempre conseguirá sacar al lector una sonrisa (en serio, algunas de las citas contienen auténticos puntazos con los que me quedé ojiplática perdida). Pero más allá de eso, la historia presenta partes muy tiernas y bonitas, aderezadas por un humor que va implícito en toda la novela, aligerándola. Ya digo que es un libro sencillo, que se lee en un santiamén y con el que pasarás un ratito agradable.

Sin embargo, ha habido ciertos aspectos que no me han terminado de encajar. Como lectora, me gustan las historias donde los personajes tengan un pasado que les haya marcado, personajes que cometan errores y que otorguen a la trama su toque personal. Aquí eso me ha fallado, debido, quizás, a que los personajes resultaban demasiado perfectos. Tan perfectos que rozaban lo irreal, dejándome la misma sensación que con Dany: como que no he llegado a conocerles a fondo ni a conectar con ellos, porque se les presenta a un nivel muy superficial. Y es una lástima, porque esta historia podría haber dado mucho de sí proyectando las personalidades de unos personajes que, de entrada, tenían mucho potencial. Quizás el personaje de Alejandra, tan directa y alocada, haya roto un poco ese molde, pero es el único que me consigue venir a la cabeza. 

También he tenido la sensación de que las vidas de los demás giraban demasiado en torno a nuestra protagonista, ya que, aparte de la historia de Dany, no se destaca mucho más dentro del argumento. Más allá de la relación de Eric y Laura, o los problemas entre Lena y Lucas, y alguna que otra historia más, no hay ninguna subtrama que acompañe la historia, lo que en mi opinión la hace flojear un poco. 

A pesar de todo ello, no os llevéis a engaño: el libro me ha gustado y se lee rápido y fácil, por lo que resulta perfecto para estos días de vacaciones. Además, los pequeños detalles que marcan la novela denotan las ganas y el cariño que Ana María le ha puesto, lo que le hace ganar muchos puntos en lo que a calidad se refiere. 

En definitiva, Tan nosotros es una novela llena de un humor cargado de ironía y de un romanticismo que no llega a rozar el almíbar, lo que la convierte en una historia entretenida que conseguirá sacarte la sonrisa. 

♚♚♚/5

(Mil gracias a la autora por el ejemplar)

¿Y vosotros lo habéis leído?
En caso de que no, ¿le daríais una oportunidad?
¡Contadme, cazadores!