Mostrando entradas con la etiqueta La Doma. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta La Doma. Mostrar todas las entradas

miércoles, 29 de marzo de 2017

{Reseña} Amos y mazmorras. La doma, de Lena Valentí.


Amos y Mazmorras. La Doma
Lena Valentí
378 páginas
Editorial Vanir
Saga Amos y Mazmorras
Erótica
Sinopsis

Cleo siempre quiso ser agente especial del FBI, como su hermana Leslie, pero cuando la declararon no apta para el puesto tuvo que conformarse con seguir patrullando las calles de Nueva Orleans. Ahora, Leslie ha desaparecido y el FBI le ha pedido que colabore en la misión de rescate. Ella ha aceptado sin pensarlo dos veces... y no sabe dónde se ha metido. Su hermana mayor estaba investigando una red de trata de blancas y tráfico de drogas de diseño, y había logrado infiltrarse en un juego de rol llamado Dragones y mazmorras DS. Cleo tiene que hacerse pasar por ella y convertirse en una sumisa. Muy amablemente, el FBI ha puesto a su disposición a un atractivo y arisco «profesor» para que la instruya en el oscuro arte del BDSM: Lion Romano, el hombre por el cual está coladita desde siempre. En una carrera contrarreloj, ambos se enrolarán en una aventura llena de peligro, amor, sensualidad, crudeza y crueldad en la que las fustas y los látigos marcarán la realidad y el día a día.
El amor es un juego de fantasías y realidades al que, tarde o temprano, todos nos sometemos.




      __________________________________________________________________________


¡Hola, pequeños!

Hoy os traigo una novela de un género, el erótico, que si bien no está entre mis favoritos, sí que considero que puede llegar a estar entretenido. Sinceramente, no soy muy amiga de este tipo de literatura porque la cantidad de escenas sexuales me aburre y me satura, y me daba miedo que este fuera igual que otros libros del mismo estilo. Y sí, hay mucha escena sexual y se le da una importancia desmedida, en mi opinión, pero debo reconocer que entre medias de tanto sexo hay una historia entretenida y una escritura muy fluida, que engancha y que atrae. 

Aun así me costó animarme con él, y de no ser por una amiga mía, que es una apasionada de la literatura erótica, quizás no lo hubiera empezado. Ahora, una vez que comienzas, no paras. Lena Valentí es una gran escritora, eso es indudable, puede que sea de lo mejor que tenemos en España, y eso hay que valorarlo. Aun así, tengo una sensación extraña con esta historia, porque no me ha dejado ni con frío ni con calor, ya que tiene cosas muy buenas  y también muy malas, sin término medio. Por eso mismo, creo que la reseña me saldrá algo caótica, pero espero poder explicarme lo más fluidamente que pueda. 

El libro se centra en Cleo, una agente de policía de Nueva Orleáns que pretende acceder al FBI. Sin embargo, tras la pertinente entrevista, es rechazada debido a su fuerte carácter, y ella busca consuelo en su hermana Leslie, que sí que es agente al servicio del FBI. Así, Cleo se reencuentra con el muy atractivo Lion Romano, compañero de Leslie y antiguo amigo de la infancia de ambas. La joven no le da más importancia al encuentro a pesar de las provocaciones de Lion, y sigue con su vida como policía en Nueva Orleáns. Sin embargo, tras la desaparición de Leslie durante una investigación abierta a una red de trata de seres humanos cubierta por el BDSM, el FBI recurre a Cleo para que busque a su hermana. Su misión será inmiscuirse en el mundo bondage que se ha tragado a Leslie, y para ello contará con la ayuda de Lion, quien tendrá que instruirla en un mundo que a Cleo le resulta totalmente ajeno, mientras ambos se resisten a los sentimientos que empiezan a surgir entre ellos. 

Bien, primer punto en contra: me ha parecido que la trama, a pesar de estar muy bien contada y desarrollada, no refleja mucho realismo. No me llega a convencer que el FBI recurra a una agente de policía normal para llevar a cabo una investigación super secreta, por mucho que esta esté relacionada con una agente infiltrada. No me parece que tenga mucha lógica. Primer punto que me flaqueó dentro de la historia. 

El segundo punto que no me gustó es, como ya dije, la cantidad de escenas sexuales que hay; por supuesto, casi todas ellas dedicadas al bondage. Entre que es un mundo que me atrae poco o nada y que creo que la autora se mete demasiado en describir todos y cada uno de los detalles de la escena en cuestión, hay puntos del libro que se  llegaron a hacer un poco pesados. 

Y el tercer punto negativo que le encuentro a esta historia es Lion, el protagonista masculino, quien durante el aprendizaje de Cleo hace de amo dominante mientras ella es la sumisa. Y si fuera dominante solamente dentro del dormitorio, vale, me parece bien, pero es que el tío es dominante en todos los aspectos, no solo en el sexual. Como se siente muy atraído por Cleo, enseguida empieza a mostrar unos celos increíbles ante cualquiera que se acerca a ella, como si nuestra protagonista casi fuera de su propiedad, y eso no me gustó nada. Me ha parecido un personaje muy prepotente, muy egoísta, que no ha conseguido llegarme como la autora pretendía, y que encima, debido a un detalle que tiene que ver con su nombre, me ha arruinado para siempre una de mis películas favoritas de Disney (Ya nunca volveré a ver El Rey León con los mismos ojos, maldita sea).

Pero no todo es malo. Debo decir que aunque la lógica de la historia flojea, esta engancha muchísimo, y es que Lena Valentí escribe de una manera que hipnotiza y con la que deseas leer más y más para saber qué demonios pasa con esa red de trata de seres humanos. En su mayoría, las descripciones son una pasada, y me han gustado especialmente las que se centran en la ciudad de Nueva Orleáns, urbe que siempre me ha llamado mucho la atención. Hay diálogos muy buenos y que resultan ser auténticos puntazos para un lector que difícilmente podría contener la risa.  Además, que la autora suelta de vez en cuando unas pullitas a 50 Sombras de Grey que resultan muy divertidas y frescas. 

Cleo me ha gustado mucho. Me ha parecido una mujer fuerte, independiente y con una capacidad de adaptación alucinante, aunque creo que en ocasiones se pasaba con su admiración hacia Lion (ya digo que es un personaje que jamás me convenció). El final es sorprendente y deja con la boca abierta, obligando así al lector a comprar corriendo la segunda parte para ver cómo narices podrá arreglárselas Cleo con el nuevo vuelco de su vida. 

Y sí, a pesar de los aspectos negativos, de lo mal que me cayó Lion y de que sé que el segundo libro se mete aún más en el mundo bondage, creo que seguiré con la saga porque es un placer leer todo lo escrito por Lena Valentí y porque, admitámoslo, el final de la primera parte me ha dejado con ganas de más. 

Mi valoración para este libro emocionante y oscuro es...


♚♚♚/5

"Entretenido"


¿Y vosotros?
¿Os animaríais a empezar esta saga?