Mostrando entradas con la etiqueta Juvenil. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Juvenil. Mostrar todas las entradas

miércoles, 17 de mayo de 2017

{Reseña} Nunca digas siempre, de Jennifer L, Armentrout.

544 páginas
Puck Editorial
Autoconclusivo
Juvenil/Romántica contemporánea
♚♚♚♚




Sinopsis

Ella aprendió que el silencio era su mejor arma. Él juró que siempre la protegería. Ambos comparten un terrible pasado, que los llevó a forjar un vínculo indestructible. O eso creían ellos. Porque sus caminos se separaron abruptamente hace cuatro años. Mallory y Rider llevan todo ese tiempo tratando de superar las terribles experiencias vividas en un hogar de acogida. Intentando construir un futuro. Tratando de olvidar. Pero ahora, justo cuando creían estar dejando el pasado atrás, Mallory y Rider acaban de reencontrarse en el instituto y descubren que el intenso vínculo de infancia sigue ahí… al igual que la heridas. Enfrentados a la fuerza de sus sentimientos, Mallory y Rider deben decidir si seguir aferrados a las mismas armas que les ayudaron en el pasado o arriesgarse a construir algo nuevo en un futuro incierto. Un relato luminoso sobre una joven valiente que lucha por expresar su verdad desde un refugio de silencio . Quédate a escuchar la voz de Mallory. No te arrepentirás.










¡Hola, cazadores!

Hoy os traigo la reseña de un libro realmente emotivo y bonito. Hacía mucho tiempo que quería leer algo de Jennifer Armentrout, ya que solo leo críticas buenas de sus libros, y como este es autoconclusivo (no estoy como para meterme en más sagas de momento), decidí animarme con él, Y aunque es cierto que el libro no me ha enamorado, sí que me ha gustado mucho, lo suficiente como para animarme a seguir conociendo a esta autora.

Nunca digas siempre, de Jennifer L. Armentrout, se centra en la historia de Mallory Dodge, una joven que lleva media vida en casas de acogida donde no ha tenido el mejor de los tratos. Cuatro años después de ser adoptada por una buena pareja que le da el amor y la comprensión que Mallory ha echado de menos durante toda su vida, la chica decide empezar a ir al instituto para tratar de superar el terror que le da relacionarse con los demás y así dejar atrás los demonios del pasado. Lo que no se espera de ninguna manera es que el pasado esté esperándola entre los pasillos del instituto: Rider Stark, su guardián, su caballero andante, fue el chico con el que Mallory se crió en aquel hogar roto y violento, y que, ahora, cuatro años después, intenta olvidar por todos los medios. Era aquel que la protegía, el que la mimaba y la única persona que ella tenía en el mundo. Cuando Rider desapareció de su vida, Mallory pensó que jamás volvería a verle. Por eso, volver a mirarle a los ojos tras tantos años le parece poco menos que un milagro. Un milagro que acabará por dar un vuelco a su vida...

Quiero recalcar que el libro me ha gustado mucho: es bonito, emocionante y está muy bien escrito, pero no me ha terminado de encantar, quizás por las expectativas tan altas que llevaba. Había leído críticas tan buenas que no pude evitar imaginarme que este libro sería algo así como mi lectura del año, y nada más lejos de la realidad. Y es que a lo largo de la novela he visto diferentes cosas que no me han terminado de... convencer, por así decirlo. 

Llevaba mucho tiempo sin leer una libro de literatura romántica juvenil, y eso se debe a que soy un poco rara con este género. No me malinterpretéis, me considero una romántica empedernida, pero me gusta que la historia romántica que lea no destaque por ser la típica historia de amor: que los personajes tengan "algo" distintivo, que haya una subtrama emocionante... en fin, que sea diferente. Y en esta historia me ha parecido que la historia de amor tenía algunas cosas (no todas) muy típicas que podría haber leído en cualquier otro libro del género romántico, terminando por cansarme un poco. Y si bien el personaje de Mallory me ha gustado mucho, el de Rider no me ha terminado de convencer. No es que me parezca un mal personaje, pero en mi opinión tenía un carácter un pelín típico. Entiendo que la autora lo haya hecho con esa personalidad para que el final fuera el que ha sido, pero aun así, reconozco que he echado de menos que tuviera algo más de... garra (tampoco sé muy bien cómo explicarme sin spoilear nada, la verdad, xD)

Una cosa que se me ha hecho muy pesada (en serio, muy, muy pesada) es que en cada capítulo se dedicara al menos un párrafo entero para destacar los encantos de Rider: Mallory se centra cada cinco minutos en darnos una descripción detallada de lo buenísimo que está Rider... y eh, a una servidora le gustan tanto como a la que más los protagonistas macizos, pero con dos o tres descripciones sobre lo guapísimos que son me bastan, no necesito que eso salga a relucir cada dos por tres porque eso se me termina por hacer pesado. 

Otra cosa que también se me hizo algo agotadora es que la autora describe demasiado, para mi gusto. Cada pequeño detalle, cada gesto de los personajes... hasta la cosa más ínfima e insignificante se describe, y ha habido ocasiones en las que me atropellaba con la lectura y que incluso me sentía tentada a saltarme párrafos enteros. En mi opinión, a la forma de escribir de la autora le falta algo de ligereza, pero aun así me gusta, porque me ha parecido que sabe destacar muy bien la profundidad de los sentimientos de Mallory, mostrándonos su personalidad de una forma muy emotiva. Y es que este libro si destaca por algo es por la emoción que desprende en cada una de sus páginas. 

No os voy a mentir: la primera mitad del libro no me estaba enganchando nada debido a todo los aspectos negativos que os acabo de contar, pero a partir de esa segunda mitad... Pfff, no podía parar de leer. Cada final del capítulo era un golpe, un varapalo a cada cual peor, haciendo de esta historia algo adictivo y muy emocionante. 

La historia de Mallory es muy dura, y rompe el corazón. Como la de Rider. Ambos tienen un pasado juntos que resulta muy triste y que, sin embargo, será lo que les una en esta nueva etapa de su vida. 


"En mi opinión hay dos tipos de para siempre. Uno bueno. Y otro malo. El bueno era una mentira, una ilusión; eso ya lo había aprendido siendo muy niña. Ese tipo de "para siempre" acababa en llamas, porque, por más que intentaras aferrarte a él con todas tus fuerzas, se te escurría entre los dedos. El malo acechaba siempre, como una sombra o un fantasma. Daba igual lo que pasase: siempre estaba ahí, de fondo."


Como personajes, Mallory me ha gustado muchísimo. La evolución que ha tenido a lo largo de la novela me ha parecido alucinante, y he vivido la historia de su pasado casi con un nudo en la garganta. El tema del maltrato infantil me ha parecido muy logrado: creo que es algo que no se suele tratar dentro de la literatura, y que, como tantas otras cosas, se merece que se ponga el foco sobre él. Sin embargo, y volviendo al tema, Mallory me ha parecido una protagonista estupenda. Y Rider.... en fin, aunque le falte algo de garra, sí que es verdad que me ha conmovido en esos momentos en que intenta proteger a Mallory de cualquier cosa que se le ponga por delante.

Como secundarios, tenemos a Carl y Rosa Rivas, los padres adoptivos de Mallory, que son algo sobreprotectores con ella pero buena gente; a Paige, la chica mala del instituto (que sinceramente, no me ha parecido tan mala como me la intentaban pintar. De hecho, es un personaje que me hubiera gustado que estuviera más desarrollado); a Hector y Jayden, los amigos de Rider y los nietos de la mujer que en esos momentos tiene a Rider en acogida, la señora Luna (ambos hermanos resultan muy carismáticos y me han caído en gracia, sobre todo Jayden) y a Ainsley, la mejor amiga de Mallory, que, sin duda, es mi personaje favorito dentro de este libro. Me ha encantado su personalidad, tan fuerte y positiva, y la forma en que siempre está ahí para apoyar a Mallory. Los diálogos entre las dos me parecían súper conseguidos: eran los típicos que cualquiera podría tener con su mejor amiga, y ese realismo en la relación de amistad me ha gustado mucho. 

El final es muy bonito y deja una lección de vida preciosa, que sinceramente me ha hecho reflexionar. La verdad es que no deja de sorprenderme que un libro juvenil tenga esa clase de profundidad y nos deje una moraleja como la que encontramos al final, pero me ha parecido muy emocionante y, sin duda, es lo mejor de todo el libro. 

En resumidas cuentas, Nunca digas siempre me ha parecido una novela preciosa, cargada con toda la emoción del primer amor, y que sin embargo, está dotada con una profundidad y unos detalles que conseguirán estremecerte. Jamás conseguirás olvidarte de Mallory.


♚♚♚♚/5

···Muy recomendable···

¿Y vosotros habéis leído este libro?
¿Estáis de acuerdo conmigo en mis valoraciones?
¡Contadme, bonitos!

jueves, 4 de mayo de 2017

{Reseña} Mutados #1: El Despertar de Tessa, de Leara Martell.

81 páginas (eBook)
Autopublicado AMAZON
Saga Mutados
Fantasía  / Juvenil/Romántica
♚♚♚♚




Sinopsis

¿Qué pasaría si el mundo se empeñara en convertirte en la heroína que tú te niegas a ser? Tessa Moore sabe perfectamente el significado de la expresión «joderse la vida». Es lo que lleva años haciéndose a sí misma. Fiesta, alcohol, malas compañías… muchas voces que acallar y aún más sentimientos que enterrar. Pero una noche, un encuentro fortuito en una discoteca con dos desconocidos convertirá su «tranquila» vida en una película mala de superhéroes adolescentes de los años ochenta. Chicas que pueden crear fuego con las manos o cambiar la densidad de su piel, un guapísimo e insufrible compañero que puede olerla incluso sin verla y un montón de tipos empeñados en matarla… ¿de qué maldito circo se han escapado todos? Y por si todo eso fuera poco, el sexy coreano que la visita en sueños cada noche no parece ser fruto de su calenturienta imaginación sino que Jeung es real. Demasiado real. ¿Y si todo esto no fuera más que su mente intentándole jugar una mala pasada?








¡Hola, cazadores!

Hoy es una de esas noches. Una de esas en las que soy incapaz de dormir, en las que lo único que me apetece es plantarme frente al ordenador con un tazón (sí, tazón, no taza) de café en la mano y escribir hasta el amanecer. Tengo ese capricho, qué le voy a hacer. Y sí, sé que mañana estaré en modo zombi y que las clases me costarán la vida, pero de vez en cuando pasar una noche de estas tampoco está de más. Aparte, acabo de terminar un libro que me ha sorprendido mucho y para bien, por lo que no he podido evitar ponerme a hacer esta reseña en cuanto lo he acabado. 

No es un libro conocido, o al menos a mí no me sonaba de nada. Pero un buen día, cotilleando por Amazon, plataforma en la que últimamente me muevo mucho, me topé con esta historia de improviso. La sinopsis me atrajo de inmediato, al igual que la portada, y eso que las portadas donde se representan los rostros de los personajes no suelen gustarme, pero esta tenía "algo", y como he podido comprobar, recoge mucho del carácter de Tessa. Así que, al ver que estaba gratis, me la descargué en un tris; por eso, desde aquí le mando mi agradecimiento a la autora por tener la amabilidad de poner su libro gratuito, aunque por lo que he fuchicado ya os adelanto que normalmente está al irrisorio precio de 0,99 euros (eBook). Y para lo cortita que es la historia y lo bien escrita que está, me parece un precio más que razonable. 

Mutados: El Despertar de Tessa, de Leara Martell, se centra en la vida de Teresa Moore, Tessa, una adolescente de los barrios bajos de Manchester. Es una joven que no ha tenido una vida fácil, tanto por algunas tragedias personales como por ciertas "anomalías" que sufre su cabeza. Anomalías entre las que se encuentran los sueños dominados por el atractivo y enigmático Jeung, que la visita cada noche al cerrar los ojos. A pesar de que ella sabe que es imposible que sea real, este ocurrente coreano terminará convirtiéndose en la persona más cercana y querida para Tessa. Sin embargo, la llegada al instituto de Rubens, un chico que parece estar demasiado al corriente de ciertas características suyas, dará a la vida de la joven un cambio radical... Y no voy a decir mucho más sobre el argumento, ya que temo irme de la lengua y estropearos varias sorpresas la mar de curiosas. 

A ver, va a ser una reseña difícil, porque este es uno de esos libros que tiene cosas muy buenas, pero también muy malas. Empezaré primero por lo negativo, para terminar detallando los muchos rasgos positivos que tiene esta novela, y acabar así con un buen sabor de boca. 

Lo primero de todo, decir que me ha gustado mucho. Me ha sorprendido desde la primera página, si bien eso no quita para que haya visto cierta precipitación en la novela casi desde el principio. Me parecía que todo ocurría demasiado rápido, y a pesar de lo mucho que me gustaba cómo estaba descrito todo, me he quedado con la impresión de que a la historia le faltaba algo de profundidad y de desarrollo. No sé muy bien cómo definíroslo, pero me parecía que la autora quería llegar demasiado pronto al "meollo" de todo el asunto, lo que otorgaba cierta urgencia y prisa a la narración, y precipitaba los sucesos de una forma que me agobiaba un poco.

Y después,  tras todas esas prisas por llegar al "meollo", el libro se acaba. Bruscamente. Tan de repente que me he quedado mirando mi reader y los agradecimientos de la autora sin poder creérmelo, con un "¿ya? ¿Se ha acabado?" en mis labios. Ese final tan brusco me ha roto todos los esquemas, y sinceramente, no me ha parecido un buen final; no porque sea triste, o traumático, o decepcionante, sino porque me parecía que el libro no había hecho más que comenzar, y de repente, ¡pum!, se termina. Sí, es cierto, forma parte de una saga —¿Bilogía? ¿Trilogía? La verdad es que no lo tengo muy claro—, pero me he quedado con la impresión de que este primer libro no ha sido más que una presentación de Tessa y de unos pocos secundarios más, y que el argumento vendrá después, en los siguientes libros. Se deja vislumbrar un poco de lo que será la trama, permitiéndonos echar un vistazo a todo lo que la saga puede dar de sí, pero sin meterse directamente en materia. La verdad es que me hubiera gustado que la autora hubiera desarrollado todo un poco más: la vida de Tessa con su hermana Christine, la relación con sus amigos en el instituto, la Organización... En fin, que hubiera habido algo más de chicha. 

Sé lo que estáis pensando... ¿De dónde viene entonces mi 4/5? Ya os lo he dicho: el libro tiene cosas malas, pero confieso que sus detalles positivos me han encandilado por completo, y es que me ha entusiasmado la forma que tiene la autora de describir, tan natural, tan detallada. La historia está contada desde el punto de vista de Tessa y en primera persona, y sinceramente, me he quedado perpleja ante la habilidad de Leara Martell para dar vida a los pensamientos de su personaje. Tiene una naturalidad, un realismo y un humor que he visto en pocos libros, y que, a la larga, es lo que me ha enganchado por completo a esta historia. Básicamente, me he leído toda la novela con una sonrisa pintada en los labios, y es que me partía con el carácter de Tessa, con sus comparaciones, con sus borderías y esa manera de ser tan conseguida. Desde aquí, mis felicitaciones a la autora, porque para mí ha creado a un personaje que, ya en este primer libro, apunta maneras. Un pequeño ejemplo:

"—Espero que no estés a punto de decirme que en cada generación nace una cazadora y que ahora me ha tocado a mí, porque puede que sea rubia, guapito, pero no soy gilipollas."

Y por cosas como esta es por lo que no puedo dejar de aplaudir a este personaje. He enlazado sonrisa con sonrisa sin poder evitarlo. 

Por lo demás, como secundarios tenemos a Jeung, el misterioso chico de los sueños de Tessa; Rubens, el aún más enigmático compañero de instituto que parece saber demasiado; y a Nevert, Sammy y Mike, aunque estos tres últimos, de momento, no han tenido demasiado peso. También debo mencionar a Elías, y es que, aunque solo haya salido muy brevemente, por su descripción y su cometido no he podido evitar imaginármelo como a L, de Death Note, y me ha llamado la atención de inmediato. Espero saber más de él en los próximos libros. 

No puedo dejar de reseñar lo mucho que me ha ENCANTADO (y lo digo con letras mayúsculas y en negrita, ojo) que Tessa parezca una friki redomada. Y es que ha habido una parte en la que se muestra la habitación de Tessa, y está tan llena de frikadas que me chiflan que he muerto de amor inmediatamente. Me gusta mucho que los autores hagan personajes frikis: me parece una forma muy inteligente y sencilla de que los lectores (lectores súper frikis de la vida como yo) podamos sentirnos identificados con ellos, y eso a la larga mejora mucho la valoración del libro. Ya digo que a mí es un detalle que me ha encantado, lo que unido a la bordería y naturalidad de Tessa, me ha hecho conectar con esta protagonista tan singular, que promete muchísimo para próximas entregas. 

Respecto al argumento, la autora solo nos deja entreverlo, como ya he remarcado, pero tiene pinta de dar mucho juego, y ya en este primer libro introductorio me ha llamado la atención. A ver, sí, es un poco típico, no os voy a engañar, pero la forma de escribir de Leara es tan adictiva, tan envolvente, que os aseguro que no echaréis de menos los alardes de originalidad. Entre lo adictivo de la historia y sus apenas 81 páginas de extensión, se lee en un santiamén: no me ha durado ni una hora en total, y como lectura ligera, no viene nada mal. Estoy deseando que Leara Martell nos sorprenda con la segunda parte, que espero leer muy pronto. 

Resumiendo, Mutados: El Despertar de Tessa, es un primer libro introductorio de lo que puede llegar a ser una gran saga. De la mano de una protagonista singular, atormentada por su pasado, descubriremos una Organización azotada por el mal, que intenta sobrevivir a un mundo sombrío y que, quizás, necesite a Tessa para conseguirlo. 

♚♚♚♚/5

···Muy recomendable···

¿Y vosotros sabíais de la existencia de este libro?
¿Lo habéis leído?
Una vez más, ¡mil gracias por pasaros! 
¡Un abrazote grande!

viernes, 21 de abril de 2017

{Reseña} Tres coronas oscuras, de Kendare Blake.

387 páginas
Editorial Del Nuevo Extremo
Saga ¿?
Fantasía Juvenil
♚♚♚
Sinopsis


En el reino venidero solo una ganará.

En cada generación de la isla de Fennbirn nacen trillizas y las tres son reinas, herederas en partes iguales de la corona, cada una posee una magia codiciada. Mirabella es una elemental feroz, capaz de encender llamaradas voraces o tormentas brutales con un chasquido de dedos. Katharine es una envenenadora, puede ingerir los venenos más mortales sin nada más que un dolor de panza. De Arsinoe, una naturalista, se dice que tiene la habilidad de hacer florecer la rosa más roja y controlar al más salvaje de los animales. Pero convertirse en Reina Coronada no es únicamente una cuestión de nacimiento real. Cada una tiene que pelear por ello.Y ganar o perder es a vida o muerte. La misma noche en que las hermanas cumplen dieciséis años comienza la batalla. La última reina en pie será coronada.






__________________________________


¡Hola, cazadores!

Pfff, después de una semana de locura, ¡por fin he podido terminar este libro y subir reseña de él! La verdad es que no me ha sido nada fácil.

La novela que os traigo hoy me ha hundido en un mar de sensaciones contradictorias. Durante la mayor parte del tiempo, sus páginas se han convertido en un auténtico quebradero de cabeza más que en un placer, y no ha sido hasta el mismísimo final cuando le he visto la gracia. 

El libro fue un regalo de una persona a la que hablé maravillas del primer libro de la trilogía  La Reina del Tearling, y amén de regalarme la segunda parte de la misma, me dio también este pensando que tendría algo que ver (nada más lejos de la realidad). Sin embargo, en cuanto leí la sinopsis y vi unas cuantas críticas me convencí de que podría ser una historia, como mínimo, curiosa. 

Tres coronas oscuras, de Kendare Blake, trata la historia de tres hermanas bendecidas (o maldecidas, según se vea) con tres de los dones que disfrutan la mayor parte de la población de la isla de Fennbirn. A saber: el don de controlar los elementos, fuego, aire, tierra y agua (elementales); el de resistir y saber usar cualquier clase de veneno (envenenadores); y el de controlar a la flora y fauna (naturalistas). Cada reina de Fennbirn da a luz a trillizas, representantes cada una de los dones mayoritarios del reino. Para llegar al poder y convertirse en reinas, las hermanas deberán matarse entre sí utilizando sus poderes hasta que solo quede una en pie: la Reina Coronada, aquella que gobernará los designios de la misteriosa isla. El día que las hermanas cumplen dieciséis años empieza la cuenta atrás para tratar de asesinar a sus adversarias y alzarse, no solo con la corona y el poder, sino con sus propias vidas.

Interesante, ¿verdad? En cuanto leí la sinopsis caí rendida ante ella, ya que me prometía una historia oscura, cargada de emoción, en la que ya me veía con la nariz pegada a las hojas desde el minuto uno. Me equivocaba. 

Al hundirme en la novela, me he encontrado con un argumento potente, que rezumaba originalidad y emoción, pero cuya redacción deja mucho que desear. Mucho, mucho. Este ha sido uno de esos libros en los que miraba el número de páginas que me quedaban para terminar y con el que no podía evitar poner los ojos en blanco ante algunas situaciones  absurdas, llenas de sinsentidos. Y la edición, plagada de errores gramaticales, erratas y algún que otro párrafo repetido, no ayuda a que la valoración sea más positiva. 

La historia se narra de forma precipitada, dejándose detalles y explicaciones muy importantes por el camino, por lo que yo misma tenía que echarle imaginación para tratar de entender qué demonios estaba pasando. Las descripciones me parecieron totalmente insuficientes para una novela de fantasía, en la que la descripción para mí es tan importante, y sinceramente, hay algunas situaciones que no entendí por lo absurdas que resultaban. Es cierto que al final todo cobra cierto sentido, pero hay subtramas que se desencadenan de forma un tanto forzada, como si la autora hubiera tenido prisa por escribirlas, lo que me dio la sensación de que todo se desarrollaba rápido, de manera superficial y sin apenas explicación. Con esto no quiero decir que la autora escriba mal, es sólo que tiene un estilo que no encaja con mis gustos, ya que a mí me gustan las lecturas detalladas y descriptivas, algo en lo que Kendare Blake flojea. 

Además, me faltó Historia. La Historia de la Isla como tal. No se desarrolla nada del contexto en el que empezó ese proceso para que se mataran las trillizas, ni por qué eso es así... ni siquiera el proceso como tal está bien explicado. Hay partes relatadas de forma tan brusca que lo único que conseguía la autora con ello era desesperarme. Tal cual. En más de una ocasión me planteé abandonar la lectura, porque no conseguía sacar nada positivo de ella. De verdad, que me ha costado un mundo llegar al final. 

Entre los personajes hay un poco de todo. La mayoría me parecieron bastante típicos y llenos de clichés, aunque debo admitir que alguno sí que me convenció, como es el caso de Jules, Billy, Natalia o Pietyr. En cuanto a las reinas, Mirabella y Katharine me parecieron bastante flojas y típicas, y en ningún momento les he visto la gracia. Arsinoe, por el contrario, tiene sus momentos, pero no ha sido hasta el final cuando la he considerado como una protagonista a tener en cuenta. En cambio, ha habido personajes que se me han atragantado y que me ponían mala en cuanto salían a relucir, y no porque fueran malos o crueles, es que directamente me parecía que estaban mal desarrollados. Un ejemplo de ello eran Luca, Elizabeth o Joseph (por Dios, de verdad que a este último no lo soportaba). Y como soy incapaz de morderme la lengua, AVISO, voy a poner unos cuantos SPOILERS: 

Pero vamos a ver, que alguien me explique (si es que es capaz) qué sentido tiene que Joseph estuviera a punto de ahogarse, saliera medio muerto del mar, y a los dos minutos, se liara como si no hubiera un mañana con Mirabella, olvidándose en un santiamén de Jules. Que alguien me lo explique, os lo suplico. Porque yo, aparte de alucinar en colores, no lo entendí. No le vi ningún sentido. El tío había estado a punto de palmarla, ¿y va y se lía con una completa desconocida así por las buenas? ¿En serio? No tiene ningún sentido. La verdad es que no aguanté a Joseph en ningún momento, y me pareció que el triángulo amoroso entre él, Mirabella y Jules flojeaba bastante desde el primer minuto. 
Otra cosa que me sorprendió, y no precisamente para bien, fue que debido a la fuga de Mirabella, le cortaran la mano a Elizabeth y cuando Mirabella regresó, la sacerdotisa ni siquiera la culpó por lo pasado. Mmm... o sea, ¿que le cortan la mano y no tiene ni un reproche para ella? Dios, esa mujer casi se merece el título de santa, no fastidies. Es la reacción menos humana de todas las que hay en el libro. Alucinada me quedé...

Y después de todos estos aspectos negativos, de los spoilers y la parafernalia, ¿a qué viene mi puntuación de 3/5, os preguntaréis? Bien, confieso que durante trescientas páginas la novela estuvo cabalgando entre el 1 y el 2, tal era la tirria que le estaba cogiendo. Pero para mi sorpresa, a partir de la página trescientos el libro da un giro de ciento ochenta grados, convirtiéndose en una historia totalmente distinta: la que la sinopsis prometía. 

Las últimas ochenta páginas me parecieron magistrales, dejándome sin aliento ante los  giros inesperados que se desarrollan de forma brillante y entrelazando todas las subtramas de un modo sorprendente, mientras abre nuevos conflictos y enredos para la siguiente entrega. De verdad que el final es alucinante y no hay manera de imaginárselo. Para nada. Y sinceramente, es lo que salva un libro que, en mi opinión, hasta el momento estaba resultando muy flojo. No lo salva lo suficiente como para resultar la "novela de mi vida", pero sí para convertir esta en una historia pasable, en la que hay que invertir ciertas dosis de paciencia (mucha), para al final (muy al final) recibir tu recompensa. 

Resumiendo, Tres coronas oscuras no es una lectura fácil ni especialmente amena, pero su magia y oscuridad te mantendrán con la suficiente tensión para aguantar hasta su brillante desenlace, que deja demasiadas puertas abiertas como para dejar escapar su segunda parte. 

♚♚♚/5

···Entretenido···

¿Y vosotros os animaríais con esta novela?
¿Os llama la atención?
¿Lo habéis leído?

Gracias a todos por pasaros.
¡Un abrazote!

lunes, 3 de abril de 2017

{Reseña} Prohibido, de Tabitha Suzuma.

Tabitha Suzuma
384 páginas
Oz Editorial
Autoconclusivo
Drama/Romántico

♚♚♚♚♚

Sinopsis



«No podemos, si empezamos, ¿cómo vamos a pararlo?»

Lochan y Maya, de diecisiete y dieciséis años, siempre se han sentido más amigos que hermanos. Ante la incapacidad de una madre alcohólica y la ausencia de un padre que los abandonó, deben hacerse cargo de sus hermanos menores y esconder su situación a los servicios sociales. Esa responsabilidad les ha unido tanto que se han enamorado. Saben que su relación está mal y que no puede continuar, pero al mismo tiempo no pueden controlar sus emociones, y la atracción les domina. Su amor es un amor prohibido, y si alguien descubre su secreto, no habrá un final feliz para ellos.









_______________________________________________


¡Hola, cazadores! 

¿Cómo va esta mañana de lunes? La mía a pañuelo tendido, y no, no es que me haya pasado nada. No, qué va... Todo se reduce a que ha sido muy difícil para mí reseñar el libro que os presento hoy en el blog. Muy, muy difícil, porque la historia que esconde esta novela me ha llegado al alma y me ha machacado como hace tiempo que ningún libro hacía. He tenido que esperar para hacer la crítica unas cuantas semanas, porque no tenía ni idea de cómo afrontarlo o de cómo plasmar todo lo que este libro me ha hecho sentir con una simple reseña, y de hecho, tengo la sensación de que cualquier cosa que escriba se quedará corta; aun así, intentaré expresarme lo mejor posible porque esta historia no se merece otra cosa que buenas palabras. 

Debo reconocer que me costó animarme con esta novela. Había leído varias críticas muy buenas en otros blogs, pero que el argumento girara en torno a un tema tan morboso como es el incesto entre hermanos no me llegaba a convencer. Sin embargo, un día, en una de mis peregrinaciones a La Casa del Libro (en la que siempre miro pero casi nunca compro porque esto de ser estudiante y no tener ni para chapas es un asco), lo vi entre las estanterías y la portada me llamó como un canto de sirena. Y es que hay que reconocer que la portada es simple y atractiva al mismo tiempo: un sencillo alambre de espino en forma de corazón sobre fondo negro. Me sentí atraída de inmediato y no pude evitarlo: tiré la casa por la ventana y lo compré. ¿Y sabéis qué? Puede que hayan sido los dieciséis euros mejor invertidos de mi vida lectora. Así, como suena. Y es que me he visto hundida en una historia emocionante, dramática, que me ha hecho sufrir, que me ha hecho vibrar y que me ha roto el corazón en mil pedazos. 

Prohibido, de Tabitha Suzuma, cuenta la historia de Lochan y Maya, dos hermanos del extrarradio de Londres, de diecisiete y dieciséis años respectivamente, que cada día luchan por sacar a sus tres hermanos pequeños adelante. Su padre los ha abandonado y no volverá. Su madre, alcohólica y más preocupada por gustar a los hombres que por atender a su familia, se desentiende del cuidado de los pequeños para corretear tras su nuevo novio. A Lochan y Maya no les queda más opción que asumir el rol de padre y madre pese a su juventud, y hundirse entre facturas, reuniones de colegio y desayunos caóticos. Esa vida tan difícil les unirá más allá de la amistad, más allá de la sangre que comparten, hasta un extremo vedado para ellos: una historia de amor que podría terminar convertida en tragedia. 

Lo primero que me ha sorprendido de este libro es la pluma de la autora. Tabitha Suzuma, toda una desconocida para mí, ha demostrado poseer una prosa fluida y profunda, perfecta para expresar los convulsos sentimientos de los que Lochan y Maya son esclavos y mostrándonos, de la manera más cruda posible, las difíciles situaciones que se les plantean a causa de ese amor prohibido. Me ha sorprendido para bien, y estoy deseando que se publique un nuevo libro de la autora en España para poder seguir su trayectoria, que promete novelas vibrantes y únicas. 

En cuanto al argumento, me ha parecido brutal. Y creo que me quedo corta... Pocas historias de amor adolescente me han llegado tanto como la de Lochan y Maya, pero es que son personajes tan maduros para su corta edad, y sus sentimientos están tan bien plasmados, que resulta imposible no emocionarse con ellos. Sufres con el romance desde el primer momento en que uno de ellos se da cuenta de que "algo" pasa, que no todo es como siempre, que ya no es capaz de ver al otro con los mismos ojos. Y el personaje mismo se impresiona e intenta luchar contra ello desesperadamente, y es esa lucha interna, que se mantiene durante gran parte del libro, la que logra desgarrar al lector, porque por un lado entiendes lo que pasa y no puedes evitar ponerte en su lugar, y por otra parte... por otra parte, no dejan de ser hermanos. Sientes que está mal, a pesar de que ellos no sean una pareja de hermanos normales, y no puedes evitar tener la sensación de que es imposible que aquello acabe bien.

Y según se van acercando y buscando, provocando que el romance aflore en todo su esplendor, la tensión empieza a resultar insoportable. Ha sido el único libro que he leído en el que las escenas románticas me han mantenido completamente en tensión, y de tal manera, que al acabar un capítulo tenía que cerrar la novela y tomarme unos minutos antes de volver a abrirla, para respirar e intentar tranquilizarme. 

Es una historia realmente intensa, que consigue desbordar los sentimientos como pocos libros, y con una maestría digna de admiración. Hay escenas que son tan impactantes para los protagonistas como para el lector, lo que permite ponerte con mucha facilidad en la piel del personaje en cuestión y sintonizar con él de una forma sorprendente. 

Y hablando de los personajes... Lochan y Maya me han cautivado, tanto por lo complejos que son como por la dura historia que nos narran, ya que el libro alterna capítulos en primera persona desde la perspectiva de ambos. Lochan es un chico con una inteligencia fuera de lo común, que también destaca por su gran corazón y por un atractivo que él mismo no tiene en cuenta; y sin embargo, a pesar de sus cualidades, busca desesperadamente la soledad. No tiene amigos ni quiere tenerlos, lo único que le importa son sus hermanos, y por ello, huye de la ayuda que cualquiera intente proporcionarle. Esa faceta solitaria y tímida es la que ha conseguido que me sienta muy identificada con Lochan, pues  confieso que a veces soy tan retraída como él, y creo que por eso he podido sentirme tan en consonancia con ese aspecto tan particular de su vida. Maya, en cambio, es muy dulce: se desvive en el cuidado de sus hermanos, sobre todo en el de la pequeña Willa. Es de esas personas que lo dan todo por los demás sin importarle su propio bienestar, hasta el punto de olvidarse de sí misma, y a mí ese tipo de personajes tan únicos me ganan enseguida. Y salvo por una " pequeña" equivocación, un desliz, una mácula en su historial, admito que ella me ha enamorado casi tanto como Lochan. 

Como personajes secundarios tenemos a los hermanos pequeños de Lochan y Maya: Willa, de cinco años; Tiffin, de ocho; y Kit, de trece. Willa es la típica niña de cinco años: feliz en su micromundo, a ratos caprichosa y a ratos vivaracha, y que adora hasta la locura a sus hermanos mayores. Tiffin es un niño normal, que echa mucho de menos a una madre que cada vez se pasa menos por casa y que añora la vida que tenían cuando su padre aún estaba con ellos. Y Kit es... bueno, Kit es un chaval de esos que llevan la adolescencia de la peor manera posible, lo que trae a Lochan y Maya por el camino de la amargura. En cuanto a la madre, ya os adelanto que es un personaje muy despreciable y que le coges ojeriza desde la primera descripción que se da de ella. 

No hay muchos personajes secundarios más: os podría nombrar a Francie, la mejor amiga de Maya, y a la señorita Azley, la profesora de Lochan, pero no tienen demasiado peso en la trama. Aunque ya os digo que no hacen falta más personajes, porque Lochan y Maya son tan arrolladores que no echas de menos más secundarios dentro de esta historia. 

Respecto al final, ¡el maldito final!, ha sido... No sé, todavía no logro saber cómo sentirme. Solo sé que al terminar el libro se me escapaban las lágrimas de los ojos, y que eso me siguió pasando hasta un par de días después, tal impresión me causó el final. Me dejó el corazón completamente roto y tuve que esperar un tiempo antes de volver a coger otro libro porque todavía le seguía dando vueltas a este. Pero es que es tan desgarrador, tan increíble...

Ahora bien, antes de que se me olvide, quería dejar clara mi opinión respecto a ciertas críticas que he leído sobre este libro. Vale que este libro esté muy bien escrito, que resulte todo muy realista y que el romance haya convencido a muchos; sí, todo eso está muy bien. Pero a diferencia de algunas opiniones, no creo que este libro defienda de ninguna manera el incesto. Estamos hablando de un caso excepcional, de una relación entre hermanos muy, muy singular. Eso de que "si dos personas se quieren, el resto da igual", no me parece  lo más acertado para algo como el incesto, tanto por el problema moral que plantea como por las consecuencias biológicas que pueden darse. Y de hecho (aviso: posible spoiler), la propia Maya se encarga de desmontar el "todo vale" al plantearse si podría enamorarse de su otro hermano, Kit. Y la sola idea le repugna, porque es SU hermano. SU HERMANO. En cambio, a ella le es imposible ver a Lochan como su hermano: han pasado por tantas cosas juntos, que esa condición se les quedó pequeña hace tiempo. Por eso digo que no creo que Suzuma haya roto una lanza a favor del incesto con este libro. Sí creo que ha intentado hacernos ver que, a veces, las cosas no son lo que parecen y que, por lo general, tendemos a pensar lo peor, obcecándonos en ello hasta conseguir cometer nuestros peores errores. Pero que este libro defienda el incesto... lo dudo muchísimo, y me parece chocante que haya gente defendiendo un caso tan extremo como si fuera una generalidad. Y... ya está, solo quería dejar aquí este planteamiento porque esas opiniones realmente me chocaron mucho, xD.

Resumiendo... Prohibido es una de esas novelas que marcan, que son imposibles de olvidar, tanto por la increíble historia que nos narra como por la forma tan espectacular en que está escrita. Te romperá el corazón y te hundirá en una lucha interna, pero también tendrás la oportunidad de enamorarte de unos personajes apasionantes y emotivos. Para mí, ha pasado a formar parte de mis libros inolvidables, esos que me han llegado al alma, y desde aquí, os recomiendo esta novela fervientemente. 



♚♚♚♚♚/5

···Inolvidable···


¿Y vosotros habéis leído este libro?
Y si no, ¿os atreveríais con él?
¡Contadme en los comentarios!

lunes, 27 de marzo de 2017

{Reseña} La Ley de los Sietes, de María Teresa Elizondo Armengol

La Ley de los Sietes
María Teresa Elizondo Armengol
264 páginas
Editorial Atlantis (Autopublicación)
Saga desconocida
Sinopsis

Áurea, de origen profesional No Feliz, y sentimientos frágiles y negativos acaba de ingresar en los ciclos formativos que terminarán de decidir su destino. La joven se encuentra desubicada de la realidad que la rodea, pero con la ayuda de su compañero Aron, quien en primera instancia no es más que un chico de igual condición sumamente atractivo, irá descubriendo la existencia de otra realidad. Poco a poco se irá dando cuenta de lo muy especial que es para ambas realidades, además del importante lugar que Aron ha logrado ocupar en su corazón. 
Una historia fantástica en la que los viajes astrales y el aura lograrán hacer volar tu imaginación.








                              ______________________________________


¡Hola, cazadores! ¿Cómo va este lunes de mal tiempo? El mío gris, tan gris como el libro que os traigo hoy reseñado...

Encontré este libro en un mercadillo de mi ciudad, y por 1€, cualquiera se resiste a no llevarse un buen pack literario. Mis experiencias con los libros comprados en mercadillos son muy variadas, y aunque me he encontrado auténticas joyas, el caso que os traigo hoy no es un ejemplo de ello.

Se trata de La Ley de los Sietes, de María Teresa Elizondo Armengol, novela de corte juvenil y fantástico. Sinceramente, en cuanto leí lo de los viajes astrales y descubrí que era novela fantástica me llamó la atención de inmediato, al igual que la sinopsis. Lo que no me terminaba de convencer era la portada, que no me parecía muy atractiva, pero al pertenecer a una editorial de pago (esto es que el autor paga para publicar la novela) no le di demasiada importancia. 

La novela transcurre en un mundo imaginario (o eso creo, porque no se llega a tener muy claro durante la historia). El mundo está dividido entre Felices y No Felices: nadie puede elegir en qué lado estar, es algo que va implícito desde tu nacimiento. Digamos que los Felices son la gente guay y los No Felices serían los trabajadores explotados a los que los Felices explotan. O eso creo, porque el libro nunca llega a dar una explicación convincente sobre el tema. El caso es que Áurea, nuestra protagonista, nace en el lado No Feliz, cosa que parece que cambiará al meterse ella en unos ciclos formativos. 

No sé qué más contaros porque, sinceramente, no me he llegado a enterar de demasiado. El libro está escrito de manera muy caótica y espesa, y de hecho, hay párrafos y párrafos enteros de los que es imposible enterarse de nada. El libro tiene 264 páginas, pero al ser una lectura tan pesada, podrían haber sido 1500 tranquilamente. 

Los personajes no me han llegado. Eran demasiado perfectos, demasiado ideales, como para que pudiera creérmelos y llegara a empatizar con ellos, además de que no entendí la mayor parte de las cosas que hacían porque la autora se deja la mitad de las explicaciones por el camino. Y es que este libro es así: confuso, caótico y denso. Muy denso. Me lo he terminado a duras penas, y aun así, me siento como si hubiera visto una película sin sonido en la que faltaba información de gran importancia. 

A Áurea no pude comprenderla, dado que es un personaje muy vacío, todo físico, más autómata que persona. Aron es el típico tío bueno, y quizás fuera por eso por lo que no llegué a conectar con él. Todo es como muy típico, carente de originalidad, y aunque la historia podría dar de sí, la autora no le ha sabido sacar partido. 

En cuanto a la redacción, me ha parecido muy difícil. Hay párrafos enteros que no tienen ningún sentido, faltas gramáticas por doquier, y sinceramente, expresiones como "morrocotudo" no ayudan a ver la forma de escribir con buenos ojos. 

Siento mucho respeto por los autores autopublicados. He tenido la oportunidad de leerme unos cuantos y la mayoría me han dejado con buenas sensaciones, pero sintiéndolo mucho, este caso me ha decepcionado enormemente. No puedo darle otra valoración que la siguiente:


♚/5
Fácilmente olvidable

¿Y vosotros lo habéis leído? 
¿Qué opináis de los autores autopublicados?


domingo, 26 de marzo de 2017

{Reseña] Rebeldes, de Susan E. Hinton

Rebeldes
Susan E. Hinton
208 páginas
Editorial Alfaguara
Autoconclusivo
                      


                            Sinopsis

Una novela tan impactante hoy como cuando se publicó hace cincuenta años. Una historia emocionante e inolvidable sobre chicos de barrio que luchan por salir adelante. Nadie dijo que la vida fuera fácil. Pero Ponyboy está bastante seguro de que tiene las cosas controladas. Sabe que puede contar con sus hermanos y con sus amigos, amigos de verdad, que harían cualquier cosa por él. Y en lo que respecta a los socs (una violenta banda de pijos rival de los greasers, como lo son él y sus amigos), siempre están dispuestos a armar bronca. Pero una noche alguien lleva todo esto demasiado lejos y el mundo de Ponyboy da un vuelco inesperado…






___________________________________________________________


Solo me ha durado unas cuantas horas entre las manos, pero he sido incapaz de dejar de leer un solo segundo.

En realidad, me leí el libro hace tiempo, de adolescente, por lo que esto ha sido una "relectura" en toda regla, aunque no me acordaba bien de la historia... No recordaba que al terminarla me dejaría el corazón roto, ni lo mucho que sus personajes conseguirían llegarme al alma, ni el sabor agridulce que rodea toda la novela. 

El libro recoge los pormenores de la vida de Ponyboy, un chico de catorce años del extrarradio de cierta ciudad norteamericana (nunca se llega a decir cuál). Son los años sesenta y la vida no es nada fácil para nuestro chico y sus hermanos, Darry y Sodapop (sí, se llama así. A mí particularmente ese nombre tan original me encantó casi tanto como el personaje que le da vida). Los tres han perdido a sus padres tras un accidente automovilístico y se las deben arreglar como pueden, con el miedo constante a que los de asuntos sociales descubran su precaria situación, ya que el único mayor de edad es Darry. 

Como si eso no fuera suficiente, los tres hermanos son unos greasers convencidos que no se dejan amilanar ante las muchas amenazas que vienen desde sus enemigos acérrimos, los socs. Digamos que greasers y socs son una especie de tribus urbanas, donde los greasers serían los rebeldes, aquellos que visten con chupas de cuero, adoran a Elvis Presley, se engominan el pelo (de ahí el nombre) y pasan del sistema en general. Los socs serían una versión de los "pijos" actuales, pero más agresivos y dominantes, defensores de los Beatles y dueños de impresionantes coches. Distintos acontecimientos desatarán una guerra entre bandas a la que Ponyboy, por más que quiera, por más que intente huir, no podrá permanecer indiferente, y que le hará perder demasiadas cosas por el camino. 

Es una historia para el recuerdo. Me he enamorado completamente de Soda y de Ponyboy, he sufrido con Johnny (el pequeño Johnny) hasta las lágrimas y todavía, varias horas después de haber terminado el libro, sigo sin poder asimilar el final. ESE FINAL. 

Cuesta creer que una chica de dieciséis años pudiera escribir una historia tan dura, y al mismo tiempo, conmovedora. Hacía tiempo que no lloraba con un libro, sin recurrir este a la lágrima fácil, tirando de problemas tan reales, tan palpables, que es imposible no acongojarse con el sufrimiento de alguno de los personajes. Me gusta mucho el toque humano, real, que la autora da a los "malos", los socs, que en realidad no son malos, solo hijos de un mundo no tan diferente al de los greasers, pero sí muy lejano. Algunos pasajes me han parecido brutales, y tan bien escritos, que es fácil imaginarse a esos chicos engominados, llenos de cicatrices, con la navaja automática preparada para salir disparada a la mano, y aun así, todavía poseen la capacidad de dirigir una sonrisa insolente a la vida. 

Los personajes llegan al alma. Todos y cada uno de ellos dan para hacer una novela propia referente a sus vidas. Mis favoritos son sin duda Ponyboy y Sodapop (cuyos nombres me han parecido geniales también), pero debo decir que Johnny, el indomable Dallas, Darry y Two-Bits son personajes que no voy a olvidar con facilidad.

En definitiva, es una novela de esas que sientes terminar, que vives cada una de sus páginas sin ser capaz de apartar la nariz del libro. Me ha dejado el corazón roto, pero quizás ese sea uno de sus mayores atractivos...



♚♚♚♚/5
Muy recomendable


No se merece una puntuación menor. Solo me queda por decir lo siguiente:


Permanece dorado, Ponyboy. Permanece dorado...

sábado, 25 de marzo de 2017

{Reseña} Trilogía Memorias de Idhún

¡¡Hola!!

¡Mi primera entrada! ¡¡MI PRIMERA ENTRADA!!

Estoy muy emocionada por este nuevo proyecto en mi vida y espero que vosotros podáis disfrutarlo tanto como yo. Voy a esforzarme porque este pequeño rincón de Internet sea un espacio en el que todos podamos disfrutar de una de las mejores cosas del mundo: la literatura. 

Así que agarraos con fuerza a la silla, ¡¡que empezamos el viaje!!



Hoy, como entrada primigenia, os traigo la crítica de uno de esos libros que marcan de por vida, que por mucho que pase el tiempo y leas otros libros, siempre tendrás un pequeño rincón en tu corazón para los personajes de ESE libro tan especial, tan único. 

Y para mí ese no es otro sino la trilogía de Memorias de Idhún, de Laura Gallego García. Supongo que no seré la única que considere esta trilogía una de las maravillas de la literatura fantástica. En mi caso, esta saga marcó mi adolescencia, y aunque es cierto que hace poco me la leí y encontré más fallos de los que recordaba (y en lo que a trama romántica se refiere se me quedó muuuuuuuuuuy corta), no pude evitar sentir un ramalazo de nostalgia al reencontrarme con JackChristian y Victoria. 

Memorias de Idhún consta de tres libros, divididos cada uno en dos partes. 

→ La Resistencia, dividido en Búsqueda y Revelación.
→ Tríada, que consta de Despertar y Predestinación.
→ Panteón, dividido en Convulsión y Génesis





Para el que haya cometido el pecado de no haberse leído esta joya, contaré que Memorias de Idhún empieza con la historia de Jack, un chico de trece años cuyos padres son misteriosamente asesinados por un joven peligroso y enigmático, Kirtash. Sin embargo, antes de que Kirtash consiga acabar con él, Jack es rescatado por Alsan y Shail, dos jóvenes exiliados de otro mundo, Idhún, donde la magia no es  cosa de fantasía, sino una constante del día a día. Alsan y Shail consiguen rescatar a Jack indemne y se lo llevan con ellos a un lugar llamado Limbhad, un sitio seguro, lejos de la mirada de Kirtash, desde donde intentan llevar a cabo una misión de vital importancia para Idhún, adonde les está vetado el paso. Sin embargo, Jack pronto descubre que Alsan y Shail no están solos en aquel extraño lugar: entre las curiosas formas abombadas y la magia del Alma de Limbhad, Jack se encontrará con Victoria, una chica de su misma edad con un don que pocas personas en la Tierra poseen...

Siendo sincera, admito que el primer libro se me hizo un poco pesado, quizás por ser más introductorio y técnico, ya que en apenas trescientas páginas se intenta explicar toda la historia y circunstancias de un planeta entero, y quieras que no, eso acaba por sobrecargar.  Sin embargo, fue solo durante el primer libro, porque el segundo y el tercero son una auténtica delicia para el lector y resultan ser toda una caja de sorpresas.

Respecto a los personajes, son todos (o casi todos) fascinantes. Hasta aquellos a los que más odié poseen un atractivo fuera de lo común, y si bien hay demasiados, todos están muy bien perfilados. Mi preferido (forever and ever) es Jack. Es un personaje que, por muchos libros que lea, por muchos protagonistas masculinos que conozca, siempre tendrá un huequecito en mi corazón.


Y es que Jack es de esos chicos inolvidables, esos que no puedes sacarte de la cabeza, esos que, por más que leas, no vuelves a encontrar en ningún otro libro. Así es Jack: cálido por naturaleza, siempre con una sonrisa en la cara, dispuesto a ayudar a todo aquel que se le cruce por delante y con una valentía que se sale de  lo común. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce: a Jack muchas veces lo dominarán el odio y los celos, y su impulsividad lo traerá de cabeza y le hará caer en más de una ocasión en la inconsciencia, pero quizás sean esas algunas de las razones por las que me atrae tanto: no es perfecto, sino humano, comete errores como cualquier otro, y eso es algo que, dada toda la perfección que parece dominar a los protagonistas de la literatura juvenil, se agradece muchísimo, o al menos así lo veo yo, que no quiero personajes perfectos, sino reales, con sus fallos y errores. Otro de sus encantos, por supuesto, es el toque súper-mega-atractivo que le da lo sobrenatural, pero eso ya daría para hacer otro libro, me temo...

¿Y mi personaje más odiado? No, no es Kirtash. Kirtash en cuanto se convirtió en Christian me empezó a caer sorprendentemente bien, aunque nunca llegué a ser de su equipo (yo iba con Jack a muerte).


Es un tipo que, simplemente, hace lo que le da la real gana porque sabe que puede hacerlo. Sin más. Se cree superior a los demás, porque realmente lo es. Y es frío porque su naturaleza así lo exige. Fin. Y aun así, su lealtad a Victoria, así como esa forma que tiene de defenderla hasta casi la muerte, resultan conmovedoras. Ya digo que es un personaje que al principio odié (también es verdad que está preparado para ello), y durante el segundo libro también hay alguna que otra parte en la que lo odias a morir; pero después de esas fases, es inevitable verle con buenos ojos.

Entonces, ¿mi personaje más odiado? Pues no es otra sino la última piedra del triángulo, Victoria. Durante toda la trilogía, me pareció la misma chica egoísta y carente de voluntad, que se deja llevar por el destino sin pretender hacer nada por cambiarlo. No es especialmente inteligente, ni valiente, ni hermosa ni... ni nada. Realmente jamás entendí por qué es quien es...


Nunca me convenció como protagonista femenina, y de hecho, creo que tanto la trama principal como el triángulo amoroso le vinieron muy grande. En cuanto a chicas, me gustaron más Kimara e incluso Gerde, que ella, que apenas le echa coraje al asunto. Al menos, esa es mi perspectiva.
Además, creo que le echa mucho morro al rollo que se trae con Jack y Christian, y la excusa que pone para evitar decidir me pareció de todo menos creíble. Era la excusa barata de las excusas baratas.

¿Y el triángulo amoroso? Las cosas como son, es el triángulo amoroso por excelencia, tanto por cómo se desarrolla como también por la importancia y el peso que tiene en la trama principal. Ahora bien, como ya dije antes, al releerme la trilogía hace poco, reconozco que se me quedó muy corto. Es un romance muy adolescente (y es algo comprensible, porque los protagonistas son chavales durante casi toda la trilogía y sus lectores eran la mayoría adolescentes, yo incluida). Es muy platónico, sobre todo al principio, y le falta algo de "chicha". No digo que hubiera preferido meter alguna escena explícita a los romances, porque no le hubiera pegado, pero algo más de pasión en ciertos momentos no hubiera venido mal, aunque entiendo que, debido al público tan joven que tuvo esta saga, la autora se cortara.

Respecto al resto de personajes, casi todos son sublimes, pero me costaría una vida nombrarlos a todos, así que me voy a limitar a hablaros de uno en concreto: Sheziss. Es un personaje muy filosófico, muy profundo para un libro en principio juvenil y que da a la trama un vuelco que os dejará con la boca abierta. Me encantó todo absolutamente todo de ella, y creo que la autora acertó de pleno al colocarla en ese papel tan determinante, que hace que veamos a los suyos de una manera más benigna. 

Y con todo, lo que más me gustó es la moraleja final del libro, eso de que ni los buenos son tan buenos ni lo malos tan malos. Me pareció muy realista y nada propio de un libro que, en principio, es para gente joven, a la que se le tiende a idealizarlo todo. Así que por esa parte, chapó

Esta es una trilogía emocionante, que reside muchísimo en los pequeños detalles y que, de verdad, no os dejará indiferentes. Todo un derroche de imaginación por parte de Laura Gallego, y he de decir que, aunque me he leído la mayor parte de sus libros y casi todos me han encantado (véase Las Crónicas de la Torre), ninguno llega a igualar ni de lejos a Memorias de Idhún. Solo hay que mirar el mapa para comprobar lo muchísimo que se lo ha currado la autora...




Esta es una historia que a mí me hizo llorar a mares, que me emocionó, que me enamoró hasta más allá de lo soportable. Me la he releído como quince veces y aún me quedan ganas de volver a hundirme entre sus fascinantes páginas y caminar bajo la luz de los tres soles.












Solo me queda por decir: BRAVO, y ahí va mi puntuación de...


♚♚♚♚♚/5

Inolvidable