jueves, 31 de agosto de 2017

{Reseña} Excálibur, de Ana Alonso y Javier Pelegrín.

536 páginas
Suma de Libros
Saga Britannia
Juvenil/Fantástica



Sinopsis


Magia, aventura, lucha y una historia de amor que trasciende la leyenda.

Excálibur es la primera de las cuatro entregas de «Britannia», la saga que te redescubrirá el mito artúrico como nunca te lo habían contado.
Gwen es la hija de la reina Igraine y Lance es un caballero de la corte. La princesa, heredera del trono, está en apuros porque los sajones han entrado en Londres y quieren conquistar el reino.
Merlín (el famoso mago) y Uriens han trazado un plan para que la princesa escape sana y salva. Pero en la oscuridad de la ciudad, tras cada esquina, los espías de los sajones están al tanto de una maniobra de salvación que puede que sea más complicada de ejecutar de lo que al mago le parece...







¡Hola, cazadores!

¿Cómo ha ido el verano? Yo después de un mes y pico desaparecida, ¡¡¡¡he vuelto!!!! La verdad es que entre mi vida personal (que no puede estar más revuelta) y que llevo un par de meses sin leer nada que me haya emocionado de verdad, he pasado un verano bastante flojo, pero en fin...

Hoy os traigo la reseña de un libro que prometía tardes de gloria, pero que desde la primera página se quedó en nada. Un libro cuya palabra que mejor podría definirlo es "topicazo" y que, sin lugar a dudas, me ha decepcionado terriblemente. 

Había leído muchas reseñas de esta novela. Algunos blogueros la ponían por las nubes mientras otros la echaban por tierra, sin término medio. Yo siempre he sido una obsesionada de la leyenda artúrica: me encanta, me apasiona y siempre me leo todo lo relacionado con Arturo, Lancelot, Tristán y compañía. Por eso le di una oportunidad a esta historia, pero debo decir que, desde la primera página, vi que este libro no me iba a ir nada. 

Excálibur, primera parte de la saga Britannia, nos cuenta la historia de Gwenn, la princesa heredera de Britannia que se ve obligada a escapar de las garras de los enemigos sajones que asolan el país. Con la ayuda del mago Merlín, escapa por los pelos de sus enemigos en compañía de Lance, un joven caballero de incierto origen. Ambos recorrerán el país en busca de un lugar seguro para la princesa, mientras los sentimientos afloran entre ellos y los enemigos les acechan. 

Después de haber explicado un poco el argumento, ¿hay algo del resumen que os recuerde a la historia del Rey Arturo? Sí, sale Merlín, y el nombre de Lance puede extrapolarse al caballero Lancelot. ¿Alguna coincidencia más? ¿No, verdad? PUES EN EL LIBRO TAMPOCO. Sí, salen Arturo, Tristán, Gawain y un par de caballeros más de la Tabla Redonda, como también se hace referencia a Uther y a la Dama del Lago, pero ahí se acaba todo. Nada que ver con la leyenda artúrica. NADA. Es como si los autores hubieran tomado los nombres de los personajes y hubieran hecho una historia totalmente distinta con algo que ya existía, como una mala adaptación cinematográfica. Creo que lo que pretendían era darle una vuelta de tuerca a algo que, admitámoslo, está más que manido. Se han escrito mil y un libros sobre el Rey Arturo, y es un terreno en el que es difícil ser original. Pero una cosa es ser original y otra destrozar el mito e inventarte una historia que, encima, no pasa de tópica. 

La prosa de los autores es tan simple que aburre. Llana. Fácil. Destaca por unas descripciones bastante parcas y unos diálogos que, de verdad, de verdad, me hacían poner los ojos en blanco de lo simples y planos que eran. Ni la más mínima emoción real y palpable por parte de los personajes. Ni un poco de humanidad en ellos. Todo es como de cartón piedra, desde los personajes hasta los escenarios. No he llegado a creerme absolutamente nada. 

Dejemos de lado por un momento que no tenga NADA que ver con la leyenda artúrica (cosa que si la historia estuviera bien escrita, sería perdonable). Me parece increíble que un libro tan plano y tan topicazo haya podido venderse tanto. Y no solo eso, sino que encima tenga otras tres entregas más (que por supuesto no pienso leer). De verdad, hacía tiempo que no leía un libro tan infantil. 

Empecemos porque los personajes buenos son buenísimos y perfectos en todos los puñeteros sentidos que os podáis imaginar, y los malos -aka sajones, traidores y demás- son más malos que la quina, por no decir que son tontos de remate. Pero los buenos... uf, los buenos... Ellas son fuertes, guapas e indómitas, mujeres de gran carácter pero que también saben ser delicadas, dulces, tiernas y perfectas. Ellos son valerosos y atormentados, dispuestos a darlo todo por la causa, héroes nacidos para entregar la vida por su amada y por Britannia, duros pero con un corazón tierno que sacan a relucir a los dos minutos de conocer a una chica que, desde el momento en que posan los ojos sobre ella, saben que va a ser el gran amor de su vida. En fin... lo normal... 

Llegados a este punto, hablemos de la parte romántica y de esa manía que tienen los autores de hoy en día de poner insta-loves como si no hubiera un mañana. Ana Alonso y Javier Pelegrín no han sido la excepción. Enseguida se crea un romance entre Gwenn y Lance. Y cuando digo enseguida quiero decir en la página número veinte. No nos ha dado tiempo a conocerles como individuos pero eh, que ya se han enamorado, porque claro, ambos son guapísimos y valerosos, y que sean más sosos que una piedras no es impedimento para que entre ellos surja un amor fuerte y legendario que haría que Lance diera la vida por Gwenn sin dudarlo (aunque la conozca desde hace solo dos días, pero en fin... Las hormonas, ya se sabe...). Pero ¡ay, amigos!, que los autores no habían puesto la guinda todavía, porque faltaba Arturo por entrar en escena. Arturo, que es súper inteligente y que lo ha pasado taaan mal en la vida, enseguida se percata de la increíble belleza de Gwenn y claro, ¿cómo no prendarse de ella? Lo típico: te ponen a un bellezón delante, y lo que otros llamarían simple atracción física, tú lo llamas amor del bueno. ¿Triángulo amoroso hiper forzado dónde? 

Llamamiento a los escritores del mundo: POR FAVOR, dejad de hincharnos a estos típicos insta-loves. No son creíbles, sacan de quicio a cualquiera (o al menos a mí) y, encima, deslucen mucho las novelas. Lo del triángulo amoroso en su justa medida vale (porque oye, a quien no le gusta un poco de salseo), pero no más insta-loves. POR FAVOR. 

Luego está la trama, basada en una chica que tiene que escapar de unos malos muy malos al ser la heredera de un reino mágico. Después de eso, no conseguí enterarme de nada. No sé si es porque yo ya no le ponía interés a la lectura, porque realmente jamás se llega a explicar  nada o porque, simplemente, el libro no son más que hechos inconexos entre sí que acaban por perderte del todo. No lo sé, pero hay cosas con las que yo he alucinado, porque no he llegado a saber realmente qué pintaban en toda la historia. Un ejemplo de ello sería el llamado velo de Britannia. A ver, se supone que Britannia es una tierra mágica que se conecta con los seres que habitan en ella, y tú puedes conectarte con Britannia a través de un ritual para ver la propia Britannia de una manera más mágica. O algo así, porque por mucho que me releí las "explicaciones" no he conseguido encontrarles sentido alguno. Y a lo largo del libro se hacían muchísimas referencias al velo de Britannia, y como no he llegado a saber qué demonios era, me perdía.

No sé, la verdad es que este libro deja mucho que desear. Me ha decepcionado enormemente. Sobre todo por esos personajes tan planos y por los continuos sinsentidos que tiene. Lo que sí puedo decir es que la portada es preciosa. Me encantó (y puede que sea lo único que me haya gustado del libro, sinceramente). Tiene unos colores realmente bonitos. 

Resumiendo, Excálibur, primera parte de la saga Britannia, es un libro que pretende dar una vuelta de tuerca a la historia del Rey Arturo, pero que debido a unos personajes inconsistentes y a una trama que carece tanto de potencial como de originalidad, se queda reducida a una simple decepción en mi historial.

❤/5

···Insatisfactoria···

¿Y vosotros la habéis leído?
¿Coincidís en mis valoraciones?
¿Qué lecturas habéis tenido este verano?

¡Un abrazote, cazadores!

domingo, 6 de agosto de 2017

{Cierre del blog hasta septiembre}




¡Hola, cazadores!

Espero que el verano os esté tratando muy, muy bien. Desgraciadamente, ese no es mi caso, y es que entre trabajo, estudios y demás apenas tengo tiempo de leer, mucho menos de reseñar, por lo que me veo obligada a cerrar el blog hasta septiembre. Y ya lo siento, porque me encanta pasar el rato aquí, pero desgraciadamente este mes de agosto va a ser muy difícil para mí, y no voy a poder dedicarle tiempo al blog. 

Sin embargo, intentaré pasarme por los vuestros y compensaros por mi laaaarga ausencia. Muchas gracias a todos por seguir ahí. En septiembre llegaré con nuevas historias, críticas y reseñas. 

¡Un abrazote bien grande, cazadores, y que paséis todos un feliz verano!