miércoles, 29 de marzo de 2017

{Lista Top} Mis 10 mejores protagonistas femeninas en papel.

¡Hola, cazadores!



¿Cómo va esta noche de  miércoles jueves? Yo, como buena ave nocturna que soy, aquí estoy, delante del ordenador con un café en la mano, una manta sobre las rodillas y la música de Mürfila sonando en los auriculares. Y todo sería muy bucólico si no me estuviera cayendo de sueño y las ojeras no me llegaran hasta el suelo... pero en fin...

Puede que sea la novedad de tener el blog, que me tiene súper emocionada y por ello no dejo de subir entradas prácticamente todos los días (y lo siento si soy pesada), pero esta tarde se me ha ocurrido la idea de hacer una serie de listas Top10. Como no me da la vida para leer todo lo rápido que quisiera y subir reseñas todos los días, lo de hacer más secciones no me parece mala idea, y llevo mucho tiempo queriendo hacer una lista con los protagonistas más destacables de todos los libros que llevo leídos hasta ahora (que no son pocos y seguro que se me queda alguno por el camino). Empezaré con las chicas que más me han llegado y llamado la atención, seguido por "mis chicos" y otra lista igual, pero con  protas de películas y series. Y seguramente siga con Listas Top de mis libros favoritos, mejores frases, mejores películas, series, etc... ¿Veis por dónde voy o se me está yendo mucho la pinza? 

Empezaré esta sección, como ya he dicho, con "mis chicas", las que más me han gustado, aquellas que me han hecho desear ser como ellas, por su valentía, por su inteligencia o por su manera particular de ver el mundo. Y mira que me ha costado llegar a diez, porque normalmente las protagonistas femeninas de la mayor parte de los libros no me caen nada bien, llámalo que no me llegan, llámalo que no me puedo identificar con la mayoría, llámalo que muchas solo destacan por su físico; pero mientras que la lista de chicos me ha parecido muy sencilla de hacer, la de chicas ha sido bastante más complicada. 

Aquí os las presento, a ver qué os parecen:



Mejores protagonistas femeninas en papel

(10)
Mary Debenham 
Asesinato en el Orient Express
 (Ágatha Christie)

Fría, calculadora y muy, muy inglesa. Así es como describe Agatha Christie a Miss Debenham, personaje de su novela más aclamada. No es  que salga demasiado en la historia, todo sea dicho, pero es increíble lo bien que describe la autora a esta misteriosa institutriz con apenas cuatro pinceladas, así como lo determinante que termina siendo para un argumento enrevesado y adictivo. A mí particularmente me encanta el carácter de esta mujer inexpresiva y lejana, que por dentro esconde todo un tormento. 

(9)
Dana 
Las Crónicas de la Torre 
(Laura Gallego)

Y es que Dana no solo es decidida, inteligente y valiente, sino que encima la vemos crecer durante los tres libros principales de esta maravillosa saga, lo que obliga a cogerle mucho cariño. Dana, que en principio no es más que una niña normal con una imaginación desbordante y que, al final, termina convirtiéndose en una de las mayores hechiceras de todos los tiempos. Si no habéis leído esta saga, os la recomiendo encarecidamente, porque es todo un placer perderse entre sus páginas.


(8) 
Daenerys Targaryen 
Canción de Hielo y Fuego 
(George R. R. Martin) 



¿Qué puedo decir que no se haya dicho ya de la "Madre de Dragones"? Toda una luchadora a prueba de lo que le lancen encima, ya sea el líder bárbaro y brutal de un khalasar o las tropas al completo de Poniente. Y os aseguro que la serie no llega a reflejar ni la mitad de la fuerza que posee Daenerys de la Tormenta en el libro. Qué va. Para mí, es toda una heroína.
(7)
Hermione Granger 
Harry Potter 
(J. K. Rowling)





¿A quién no le sigue haciendo gracia eso de... "¡No se dice leviosa, sino leviosáááá!" (Sé que en el libro esa parte está llevada de manera diferente, pero a mí es una escena que me parece muy graciosa). En fin, supongo que no seré la única de mi generación que prácticamente se haya criado con Harry Potter, y por ende, con Ron Weasley y Hermione Granger. Y supongo que no seré la única que al principio odiara a Hermione por esa pose de sabelotodo que tiene y que, al final, no pudiera concebir la saga sin ella. Sigue siendo una sabihonda, ¡pero cómo se hace querer la condenada! Según se va haciendo mayor, demuestra ser toda una Gryffindor a la que no queda otra que adorar.



(6) 
Diana Holland 
Latidos 
(Anna Godbersen)

Este libro no es que esté entre mis preferidos, pero la pequeña Diana llamó muchísimo mi atención y solo por ella continuaré la saga. Por ella y por su carácter rebelde y terco, muy poco inclinado a rendirse ante la crítica mirada de la estirada clase alta neoyoquina de principios del siglo XX. Una chica atrevida, sin miedo, que hará lo imposible por conseguir que sus sueños se hagan realidad.

(5)
Maya Whitely 
Prohibido 
(Tabitha Suzuma)

Acabo de terminar este libro, del que por cierto pronto haré reseña en el blog para señalar lo destrozado que se me ha quedado el corazón al terminarlo, y no he podido menos que admirar a una de sus protagonistas, Maya, durante "casi" toda su lectura. Y a pesar de ese casi, a pesar de un pequeño detalle que la hizo flaquear y que no hace otra cosa que demostrar su humanidad, se ha colado por la puerta grande en este ránking, convirtiéndose en una de esas chicas a las que admirar, por esa fuerza de voluntad al sacar a su familia adelante a pesar de todas las adversidades, y por esa bondad y amor que demuestra a lo largo de toda la lectura. Porque Maya es uno de esos personajes que llegan al alma y que jamás se olvidan...

(4) 
Arya Stark 
Canción de Hielo y Fuego 
(George R. R. Martin)







Valar Morgulis... digooo, sí, seguimos con Canción de Hielo y Fuego, porque, en mi opinión, tiene de lo mejorcito en cuanto a personajes femeninos se refiere. Y entre lo mejor de lo mejor está Arya Stark, casi el último vestigio de un legado cuyo fin no parece estar muy lejos. Y aun así, ahí sigue ella, sorteando peligros a cada cual más peliagudo casi como si hubiera nacido para ello, mejorando y creciendo cada día, superando los obstáculos a base de valor y cicatrices, y sorprendiéndome a cada página, cada caída y cada víctima. 
(3)
Katniss Everdeen 
Los Juegos del Hambre 
(Suzanne Collins)






Y es que el incombustible sinsajo no podía faltar en esta lista de heroínas. Katniss es una de las luchadoras más sagaces sobre las que he tenido el placer de leer. He sufrido con ella hasta lo insoportable con cada uno de sus varapalos (que no han sido pocos) y, a pesar de lo fría y cegada que puede estar a veces (sobre todo en lo referente a sus sentimientos por dos que yo me sé), es difícil no admirar a esta chica y quedarse ojiplática con todas y cada una de sus... "victorias".


(2)
Sheziss
Memorias de Idhún
(Laura Gallego)

Todos los que hayáis leído esta maravillosa saga (cuya reseña podéis encontrar aquí), sabréis por qué Sheziss se merece este puesto número 2. Y es que es un personaje que, sin ser protagonista, transforma completamente el rumbo de los acontecimientos. Posee una ironía, una fuerza y un poder que atraen al lector casi de inmediato, y que la convierte en uno de los mejores personajes (y si me apuráis, el mejor) dentro de esta trilogía. Es una criatura llevada por el odio y la sed de venganza, que, sin embargo, todavía será capaz de sentir y proteger a su peor y ancestral enemigo, demostrando una fuerza que pocas veces se ven en otros libros. 

(1)
Aliena de Shiring
Los Pilares de la Tierra
(Ken Follet)

No podía ser otra que ella. Aliena es LA protagonista que todo libro épico debería tener. Empieza siendo una princesita caprichosa y termina convirtiéndose en una superviviente, una luchadora, una "tía" de armas tomar. 


Y sí, tiene sus días malos, sus rabietas y hace gala de una cabezonería sin igual, pero a mí me encanta como esa misma cabezonería es lo que la ayuda a salir adelante en sus peores momentos, como tira de lo que queda de su familia solo por cumplir una promesa  pronunciada mucho tiempo atrás. Como lucha por el amor eterno que marca esta increíble novela, contra viento y marea, y la forma en que se enfrenta a sus peores terrores, encarnados en la figura de uno de los peores villanos que jamás se hayan visto en la literatura. 
En mi humilde opinión, no hay otra como ella, y por eso, se corona por méritos propios como mi chica favorita



Y estas han sido mis diez chicas preferidas dentro de la literatura.
¿Qué os han parecido?
¿Habéis echado en falta algún personaje? ¿Quitarías o pondríais alguna otra?
¿Cómo sería vuestra lista Top 10?
¡Espero vuestros comentarios!

{Reseña} Amos y mazmorras. La doma, de Lena Valentí.


Amos y Mazmorras. La Doma
Lena Valentí
378 páginas
Editorial Vanir
Saga Amos y Mazmorras
Erótica
Sinopsis

Cleo siempre quiso ser agente especial del FBI, como su hermana Leslie, pero cuando la declararon no apta para el puesto tuvo que conformarse con seguir patrullando las calles de Nueva Orleans. Ahora, Leslie ha desaparecido y el FBI le ha pedido que colabore en la misión de rescate. Ella ha aceptado sin pensarlo dos veces... y no sabe dónde se ha metido. Su hermana mayor estaba investigando una red de trata de blancas y tráfico de drogas de diseño, y había logrado infiltrarse en un juego de rol llamado Dragones y mazmorras DS. Cleo tiene que hacerse pasar por ella y convertirse en una sumisa. Muy amablemente, el FBI ha puesto a su disposición a un atractivo y arisco «profesor» para que la instruya en el oscuro arte del BDSM: Lion Romano, el hombre por el cual está coladita desde siempre. En una carrera contrarreloj, ambos se enrolarán en una aventura llena de peligro, amor, sensualidad, crudeza y crueldad en la que las fustas y los látigos marcarán la realidad y el día a día.
El amor es un juego de fantasías y realidades al que, tarde o temprano, todos nos sometemos.




      __________________________________________________________________________


¡Hola, pequeños!

Hoy os traigo una novela de un género, el erótico, que si bien no está entre mis favoritos, sí que considero que puede llegar a estar entretenido. Sinceramente, no soy muy amiga de este tipo de literatura porque la cantidad de escenas sexuales me aburre y me satura, y me daba miedo que este fuera igual que otros libros del mismo estilo. Y sí, hay mucha escena sexual y se le da una importancia desmedida, en mi opinión, pero debo reconocer que entre medias de tanto sexo hay una historia entretenida y una escritura muy fluida, que engancha y que atrae. 

Aun así me costó animarme con él, y de no ser por una amiga mía, que es una apasionada de la literatura erótica, quizás no lo hubiera empezado. Ahora, una vez que comienzas, no paras. Lena Valentí es una gran escritora, eso es indudable, puede que sea de lo mejor que tenemos en España, y eso hay que valorarlo. Aun así, tengo una sensación extraña con esta historia, porque no me ha dejado ni con frío ni con calor, ya que tiene cosas muy buenas  y también muy malas, sin término medio. Por eso mismo, creo que la reseña me saldrá algo caótica, pero espero poder explicarme lo más fluidamente que pueda. 

El libro se centra en Cleo, una agente de policía de Nueva Orleáns que pretende acceder al FBI. Sin embargo, tras la pertinente entrevista, es rechazada debido a su fuerte carácter, y ella busca consuelo en su hermana Leslie, que sí que es agente al servicio del FBI. Así, Cleo se reencuentra con el muy atractivo Lion Romano, compañero de Leslie y antiguo amigo de la infancia de ambas. La joven no le da más importancia al encuentro a pesar de las provocaciones de Lion, y sigue con su vida como policía en Nueva Orleáns. Sin embargo, tras la desaparición de Leslie durante una investigación abierta a una red de trata de seres humanos cubierta por el BDSM, el FBI recurre a Cleo para que busque a su hermana. Su misión será inmiscuirse en el mundo bondage que se ha tragado a Leslie, y para ello contará con la ayuda de Lion, quien tendrá que instruirla en un mundo que a Cleo le resulta totalmente ajeno, mientras ambos se resisten a los sentimientos que empiezan a surgir entre ellos. 

Bien, primer punto en contra: me ha parecido que la trama, a pesar de estar muy bien contada y desarrollada, no refleja mucho realismo. No me llega a convencer que el FBI recurra a una agente de policía normal para llevar a cabo una investigación super secreta, por mucho que esta esté relacionada con una agente infiltrada. No me parece que tenga mucha lógica. Primer punto que me flaqueó dentro de la historia. 

El segundo punto que no me gustó es, como ya dije, la cantidad de escenas sexuales que hay; por supuesto, casi todas ellas dedicadas al bondage. Entre que es un mundo que me atrae poco o nada y que creo que la autora se mete demasiado en describir todos y cada uno de los detalles de la escena en cuestión, hay puntos del libro que se  llegaron a hacer un poco pesados. 

Y el tercer punto negativo que le encuentro a esta historia es Lion, el protagonista masculino, quien durante el aprendizaje de Cleo hace de amo dominante mientras ella es la sumisa. Y si fuera dominante solamente dentro del dormitorio, vale, me parece bien, pero es que el tío es dominante en todos los aspectos, no solo en el sexual. Como se siente muy atraído por Cleo, enseguida empieza a mostrar unos celos increíbles ante cualquiera que se acerca a ella, como si nuestra protagonista casi fuera de su propiedad, y eso no me gustó nada. Me ha parecido un personaje muy prepotente, muy egoísta, que no ha conseguido llegarme como la autora pretendía, y que encima, debido a un detalle que tiene que ver con su nombre, me ha arruinado para siempre una de mis películas favoritas de Disney (Ya nunca volveré a ver El Rey León con los mismos ojos, maldita sea).

Pero no todo es malo. Debo decir que aunque la lógica de la historia flojea, esta engancha muchísimo, y es que Lena Valentí escribe de una manera que hipnotiza y con la que deseas leer más y más para saber qué demonios pasa con esa red de trata de seres humanos. En su mayoría, las descripciones son una pasada, y me han gustado especialmente las que se centran en la ciudad de Nueva Orleáns, urbe que siempre me ha llamado mucho la atención. Hay diálogos muy buenos y que resultan ser auténticos puntazos para un lector que difícilmente podría contener la risa.  Además, que la autora suelta de vez en cuando unas pullitas a 50 Sombras de Grey que resultan muy divertidas y frescas. 

Cleo me ha gustado mucho. Me ha parecido una mujer fuerte, independiente y con una capacidad de adaptación alucinante, aunque creo que en ocasiones se pasaba con su admiración hacia Lion (ya digo que es un personaje que jamás me convenció). El final es sorprendente y deja con la boca abierta, obligando así al lector a comprar corriendo la segunda parte para ver cómo narices podrá arreglárselas Cleo con el nuevo vuelco de su vida. 

Y sí, a pesar de los aspectos negativos, de lo mal que me cayó Lion y de que sé que el segundo libro se mete aún más en el mundo bondage, creo que seguiré con la saga porque es un placer leer todo lo escrito por Lena Valentí y porque, admitámoslo, el final de la primera parte me ha dejado con ganas de más. 

Mi valoración para este libro emocionante y oscuro es...


♚♚♚/5

"Entretenido"


¿Y vosotros?
¿Os animaríais a empezar esta saga?

lunes, 27 de marzo de 2017

{Crítica de cine} Una cuestión de tiempo, de Richard Curtis.

Una cuestión de tiempo
Richard Curtis
123 minutos
Año 2013
Reino Unido
Romance/Comedia 




Sinopsis

Tim Lake (Domhnall Gleeson) es un joven de veintiún años que descubre que puede viajar en el tiempo. Su padre (Bill Nighy) le cuenta que todos los hombres de su familia han nacido siempre con ese don: viajar en el tiempo a un lugar determinado a voluntad, una y otra vez, hasta conseguir hacer lo correcto.  Así pues, Tim decide volver al pasado para intentar conquistar a Mary (Rachel McAdams), la chica de sus sueños. 










                                _______________________________________________


¡Hola, mis cazadores!

Antes de empezar con la crítica de esta preciosa película, que os recomiendo ver desde ya, me gustaría agradeceros a todos la acogida que está teniendo el blog tanto entre los blogger como en las redes sociales. A una novata como yo le parece increíble que haya gente que quiera interesarse en mis desvaríos y demás, ¡así que muchísimas gracias a todos!

Y ahora vamos al asunto que me desvela en esta fría noche de marzo...

Hoy os traigo la primera crítica de cine del blog, y como no podía ser de otro modo, me he visto obligada a elegir esta película de entre todas mis preferidas: Una cuestión de tiempo, del gran Richard Curtis. 

La película se centra en la vida de Tim, un chico muy normal de Cornualles, Inglaterra. De hecho, es tan normal, que no destaca nada en comparación con su extraña y vivaracha familia. Su padre, James, que es profesor jubilado, se pasa la vida entre libros, enfrascado en las maravillosas novelas de Charles Dickens, mientras su madre, Mary, una mujer fuerte, sarcástica y con un particular estilo de vestir, se ocupa del siempre despistado tío Desmond, un hombre tan bobalicón como enternecedor. Y por último, aunque no menos importante, está Katie... Kit Kat, el torbellino de la familia, la loca del color morado, la hermana pequeña de Tim: una chica extravagante y alocada que hace las delicias de la familia con sus adorables locuras. En esta familia de personajes tan inigualables se cría Tim, un chico tímido e introvertido por naturaleza, que se describe a sí mismo como: "demasiado normal, demasiado pálido y demasiado... naranja". Y es que Tim no es ningún sex symbol: es un pelirrojo paliducho con un horrible corte de pelo, al que se le da fenomenal meter la pata y que, encima, hace gala de una torpeza sin igual con las chicas. A  pesar de ello, anhela encontrar al amor de su vida más que ninguna otra cosa en el mundo.

Hasta que un día, con veintiún años, su padre le hace llamar a su despacho, donde le confiesa a Tim el "terrible" secreto familiar: los varones de su familia pueden viajar hacia atrás en el tiempo. Tras el comprensible shock de Tim y un intento que lo dejará patidifuso, el joven comprende que no es ninguna broma y que realmente puede viajar en el tiempo. 


Tim lo tiene muy claro: utilizará este don para encontrar al amor de su vida... Y el amor de su vida no es otra sino Mary, una chica norteamericana de la que Tim se enamorará sin necesidad de que ambos se miren a los ojos (otro puntazo de la película, por cierto). Sin embargo, el joven pronto entenderá que, por muchos viajes en el tiempo que pueda hacer, por mucho que su don le permita realizar cosas maravillosas, la vida seguirá siendo tan esquiva y complicada como siempre. 



Esta es de esas películas que deben estar en el top ten de cualquier cinéfilo que se precie. Para mí, es la película: la película que pongo cuando estoy deprimida, la película que veo en las tardes de lluvia, la película en la que pienso cuando me pregunto cuál es mi largometraje favorito. Es mi película. Sin más. La podría ver mil veces y seguiría sin cansarme de ella, así de especial es para mí.  

Y es que el guion es original al máximo, los personajes son únicos y la banda sonora es una maravilla. Y no es de extrañar que todo esté tan cuidado, ya que el hombre que está detrás de este largometraje como director y guionista es Richard Curtis, creador de películas tan sonadas como Notting Hill (1998), El diario de Bridget Jones (2001) o Love Actually (2003), y que para mí se ha convertido en uno de los grandes dentro de la industria del cine, ya que sus películas son muy frescas, con un toque de humor que siempre me consiguen sacar como mínimo una sonrisa. 

En esta película en concreto, Curtis nos presenta a Tim, un chico del que me he enamorado perdidamente. Por ese pelo naranja tan mal cortado, por esa timidez tan adorable, por la forma tan enconada en que busca a Mary y por la dulzura que despliega al encontrarla, me ha encandilado de una manera que nunca imaginé. No es un héroe, no es de esos protagonistas masculinos que pretenden enamorar al público ipso facto, no tiene una personalidad arrolladora ni un físico envidiable, y aun así, resulta único. Resulta real. Con sus fallos, sus debilidades y su pelo naranja. Chapó por Domhnall Gleeson, el actor que da vida a Tim, porque en mi opinión lo borda al dotarle de esos movimientos nerviosos y miradas esquivas, señales tan características de las personas tímidas. 

Y en cuanto a Mary, el alma gemela de Tim, decir que también me ha encantado. De partida ya me tenía ganada, porque Rachel McAdams es una actriz que me encanta, pero aun así, me ha sorprendido en esta película, ya que ha sido capaz de convertirse en una chica introvertida, patosa, extraña en muchos aspectos, cuyo físico es casi tan normal como el de Tim: pelo castaño revuelto con el flequillo mal cortado y grandes gafas de empollona, acompañado todo por una gran y bonita sonrisa. 


Los diálogos son geniales. Hay algunos que son como para guardarlos y hacer un libro sobre ellos, y es que ese es el sello característico de Curtis: los diálogos hilarantes y frescos acompañados por situaciones divertidas e irónicas. Sin embargo, el colmo de los colmos se lo lleva el personaje de Harry: este hombre, director de teatro en declive, hará de la vida de Tim casi un infierno, y sin embargo, terminará por convertirse en uno de sus mejores amigos, a pesar de sus comentarios sarcásticos y sus... idas de olla temporales. En serio, suelta unas pullitas que son como para enmarcarlas y que provocan más de una carcajada. 

Es una película maravillosa, con la que reír, llorar y emocionarse. En la que se ensalzan los valores del amor, la amistad y la familia de una manera dulce sin llegar a resultar empalagosa o ñoña. Todo está muy equilibrado y en su justa medida, y os puedo asegurar que no resulta cursi para nada. Una película en la que se nos anima a ver el lado bueno de la vida, a pesar de que esta no salga como se planea o de que las cosas se tuerzan, siempre podemos encontrar una parte positiva que nos permita sacar una sonrisa y seguir adelante.  De verdad, no dejéis de verla y darle una oportunidad, porque es una película que no os dejará indiferentes.

Mi nota para este largometraje no podía ser otra que...



♚♚♚♚♚/5 

Inolvidable











¿Y vosotros la habéis visto?
¿Os atreveríais a darle una oportunidad?

{Reseña} La Ley de los Sietes, de María Teresa Elizondo Armengol

La Ley de los Sietes
María Teresa Elizondo Armengol
264 páginas
Editorial Atlantis (Autopublicación)
Saga desconocida
Sinopsis

Áurea, de origen profesional No Feliz, y sentimientos frágiles y negativos acaba de ingresar en los ciclos formativos que terminarán de decidir su destino. La joven se encuentra desubicada de la realidad que la rodea, pero con la ayuda de su compañero Aron, quien en primera instancia no es más que un chico de igual condición sumamente atractivo, irá descubriendo la existencia de otra realidad. Poco a poco se irá dando cuenta de lo muy especial que es para ambas realidades, además del importante lugar que Aron ha logrado ocupar en su corazón. 
Una historia fantástica en la que los viajes astrales y el aura lograrán hacer volar tu imaginación.








                              ______________________________________


¡Hola, cazadores! ¿Cómo va este lunes de mal tiempo? El mío gris, tan gris como el libro que os traigo hoy reseñado...

Encontré este libro en un mercadillo de mi ciudad, y por 1€, cualquiera se resiste a no llevarse un buen pack literario. Mis experiencias con los libros comprados en mercadillos son muy variadas, y aunque me he encontrado auténticas joyas, el caso que os traigo hoy no es un ejemplo de ello.

Se trata de La Ley de los Sietes, de María Teresa Elizondo Armengol, novela de corte juvenil y fantástico. Sinceramente, en cuanto leí lo de los viajes astrales y descubrí que era novela fantástica me llamó la atención de inmediato, al igual que la sinopsis. Lo que no me terminaba de convencer era la portada, que no me parecía muy atractiva, pero al pertenecer a una editorial de pago (esto es que el autor paga para publicar la novela) no le di demasiada importancia. 

La novela transcurre en un mundo imaginario (o eso creo, porque no se llega a tener muy claro durante la historia). El mundo está dividido entre Felices y No Felices: nadie puede elegir en qué lado estar, es algo que va implícito desde tu nacimiento. Digamos que los Felices son la gente guay y los No Felices serían los trabajadores explotados a los que los Felices explotan. O eso creo, porque el libro nunca llega a dar una explicación convincente sobre el tema. El caso es que Áurea, nuestra protagonista, nace en el lado No Feliz, cosa que parece que cambiará al meterse ella en unos ciclos formativos. 

No sé qué más contaros porque, sinceramente, no me he llegado a enterar de demasiado. El libro está escrito de manera muy caótica y espesa, y de hecho, hay párrafos y párrafos enteros de los que es imposible enterarse de nada. El libro tiene 264 páginas, pero al ser una lectura tan pesada, podrían haber sido 1500 tranquilamente. 

Los personajes no me han llegado. Eran demasiado perfectos, demasiado ideales, como para que pudiera creérmelos y llegara a empatizar con ellos, además de que no entendí la mayor parte de las cosas que hacían porque la autora se deja la mitad de las explicaciones por el camino. Y es que este libro es así: confuso, caótico y denso. Muy denso. Me lo he terminado a duras penas, y aun así, me siento como si hubiera visto una película sin sonido en la que faltaba información de gran importancia. 

A Áurea no pude comprenderla, dado que es un personaje muy vacío, todo físico, más autómata que persona. Aron es el típico tío bueno, y quizás fuera por eso por lo que no llegué a conectar con él. Todo es como muy típico, carente de originalidad, y aunque la historia podría dar de sí, la autora no le ha sabido sacar partido. 

En cuanto a la redacción, me ha parecido muy difícil. Hay párrafos enteros que no tienen ningún sentido, faltas gramáticas por doquier, y sinceramente, expresiones como "morrocotudo" no ayudan a ver la forma de escribir con buenos ojos. 

Siento mucho respeto por los autores autopublicados. He tenido la oportunidad de leerme unos cuantos y la mayoría me han dejado con buenas sensaciones, pero sintiéndolo mucho, este caso me ha decepcionado enormemente. No puedo darle otra valoración que la siguiente:


♚/5
Fácilmente olvidable

¿Y vosotros lo habéis leído? 
¿Qué opináis de los autores autopublicados?


domingo, 26 de marzo de 2017

{Reseña] Rebeldes, de Susan E. Hinton

Rebeldes
Susan E. Hinton
208 páginas
Editorial Alfaguara
Autoconclusivo
                      


                            Sinopsis

Una novela tan impactante hoy como cuando se publicó hace cincuenta años. Una historia emocionante e inolvidable sobre chicos de barrio que luchan por salir adelante. Nadie dijo que la vida fuera fácil. Pero Ponyboy está bastante seguro de que tiene las cosas controladas. Sabe que puede contar con sus hermanos y con sus amigos, amigos de verdad, que harían cualquier cosa por él. Y en lo que respecta a los socs (una violenta banda de pijos rival de los greasers, como lo son él y sus amigos), siempre están dispuestos a armar bronca. Pero una noche alguien lleva todo esto demasiado lejos y el mundo de Ponyboy da un vuelco inesperado…






___________________________________________________________


Solo me ha durado unas cuantas horas entre las manos, pero he sido incapaz de dejar de leer un solo segundo.

En realidad, me leí el libro hace tiempo, de adolescente, por lo que esto ha sido una "relectura" en toda regla, aunque no me acordaba bien de la historia... No recordaba que al terminarla me dejaría el corazón roto, ni lo mucho que sus personajes conseguirían llegarme al alma, ni el sabor agridulce que rodea toda la novela. 

El libro recoge los pormenores de la vida de Ponyboy, un chico de catorce años del extrarradio de cierta ciudad norteamericana (nunca se llega a decir cuál). Son los años sesenta y la vida no es nada fácil para nuestro chico y sus hermanos, Darry y Sodapop (sí, se llama así. A mí particularmente ese nombre tan original me encantó casi tanto como el personaje que le da vida). Los tres han perdido a sus padres tras un accidente automovilístico y se las deben arreglar como pueden, con el miedo constante a que los de asuntos sociales descubran su precaria situación, ya que el único mayor de edad es Darry. 

Como si eso no fuera suficiente, los tres hermanos son unos greasers convencidos que no se dejan amilanar ante las muchas amenazas que vienen desde sus enemigos acérrimos, los socs. Digamos que greasers y socs son una especie de tribus urbanas, donde los greasers serían los rebeldes, aquellos que visten con chupas de cuero, adoran a Elvis Presley, se engominan el pelo (de ahí el nombre) y pasan del sistema en general. Los socs serían una versión de los "pijos" actuales, pero más agresivos y dominantes, defensores de los Beatles y dueños de impresionantes coches. Distintos acontecimientos desatarán una guerra entre bandas a la que Ponyboy, por más que quiera, por más que intente huir, no podrá permanecer indiferente, y que le hará perder demasiadas cosas por el camino. 

Es una historia para el recuerdo. Me he enamorado completamente de Soda y de Ponyboy, he sufrido con Johnny (el pequeño Johnny) hasta las lágrimas y todavía, varias horas después de haber terminado el libro, sigo sin poder asimilar el final. ESE FINAL. 

Cuesta creer que una chica de dieciséis años pudiera escribir una historia tan dura, y al mismo tiempo, conmovedora. Hacía tiempo que no lloraba con un libro, sin recurrir este a la lágrima fácil, tirando de problemas tan reales, tan palpables, que es imposible no acongojarse con el sufrimiento de alguno de los personajes. Me gusta mucho el toque humano, real, que la autora da a los "malos", los socs, que en realidad no son malos, solo hijos de un mundo no tan diferente al de los greasers, pero sí muy lejano. Algunos pasajes me han parecido brutales, y tan bien escritos, que es fácil imaginarse a esos chicos engominados, llenos de cicatrices, con la navaja automática preparada para salir disparada a la mano, y aun así, todavía poseen la capacidad de dirigir una sonrisa insolente a la vida. 

Los personajes llegan al alma. Todos y cada uno de ellos dan para hacer una novela propia referente a sus vidas. Mis favoritos son sin duda Ponyboy y Sodapop (cuyos nombres me han parecido geniales también), pero debo decir que Johnny, el indomable Dallas, Darry y Two-Bits son personajes que no voy a olvidar con facilidad.

En definitiva, es una novela de esas que sientes terminar, que vives cada una de sus páginas sin ser capaz de apartar la nariz del libro. Me ha dejado el corazón roto, pero quizás ese sea uno de sus mayores atractivos...



♚♚♚♚/5
Muy recomendable


No se merece una puntuación menor. Solo me queda por decir lo siguiente:


Permanece dorado, Ponyboy. Permanece dorado...

{Reseña } Amor indómito, de M. Leighton


Amor indómito
M. Leighton
229 páginas
Pàmies (Phoebe Romántica)
Saga The Wild Ones
                                   Sinopsis


 Cami es la mimada hija de Jack Hines, acaudalado            ranchero, y posee un pedigrí capaz de rivalizar con            algunos de los mejores caballos de su padre. Y, salvo       que a veces se siente un poco asfixiada, cree estar         feliz con su novio, su vida y su futuro. Hasta que               conoce a Trick Henley. Trick rompe los esquemas de Cami. Él es uno de los vaqueros del rancho Hines, y sabe que lo despedirían si se le ocurre acercarse a ella. Pero Trick necesita el trabajo de forma desesperada: su familia depende de él.

Sin embargo, los corazones salvajes siempre consiguen lo que anhelan, y Trick y Cami se verán atraídos el uno por el otro a pesar de los obstáculos que se interponen en su camino. Entre ellos surge una pasión tan ardiente como la medianoche sureña y un amor tan indómito como los caballos que domestican. Pero cuando Trick descubre qué es lo que se oculta detrás del suicidio de su padre, se desencadena una serie de revelaciones que pueden arruinar lo que Cami y él han empezado a sentir, un secreto que es capaz de llegar a desgarrarlos…



               ________________________________________________________





¡Hola, mis cazadores! Segunda entrada del blog, y aunque no va a ser ni mucho menos tan amable como la primera, no por ello me ha hecho menos ilusión colgarla. Hoy os traigo, Amor indómito, de M. Leighton, y debo confesar que no me ha gustado demasiado.

Para empezar, es culpa mía, porque a mí las historias simplemente románticas, sin más, no suelen gustarme. Pero este libro está en todas partes y solo leía buenas críticas sobre él, así que decidí lanzarme a pesar de que el título no me atraía nada, y aún menos la portada: que me pongan un maromo como premisa para que lea un libro ya es algo que no me indica precisamente calidad, aunque claro, siempre puedo equivocarme. 

Como ya se dice en la sinopsis, es una típica y tópica historia donde chico pobre súper atractivo conoce a chica rica súper atractiva y se enamoran. Trick es un chico que intenta ganarse la vida para intentar sacar adelante a su madre y a su hermanita, mientras que Cami es una insoportable mimada niña de papá que se aburre mucho en su gran rancho con su perfecto prometido y su amiga hiperactiva. Vamos, todo un drama. Hasta que Trick llega con sus deslumbradores ojos grises y su sonrisa sin igual y hace de su vida toda una aventura.

Ya digo que la sinopsis no me convenció nunca, pero le di una oportunidad, compré el libro y comencé a leérmelo intentando no poner demasiadas expectativas... Y en la primera página, exactamente en el tercer párrafo, ya se me pusieron los ojos en blanco. ¿Por qué? Porque es el momento en que los protagonistas cruzan las miradas y se enamoran y se obsesionan el uno con el otro a muerte. Osea un insta love en toda regla. Y eso me revienta, porque no nos deja conocer a los protagonistas por separado y sin la influencia del otro, es como si sus mundos giraran en torno al del otro y nada en sus vidas importara salvo eso. Y eso es algo que queda muy claro durante tooooooda la novela. Es irritante y no me lo trago. 

Y luego, los personajes son tan... simples. No tienen ni un poco de carisma, ni una chispa de... originalidad. Está todo como prefabricado. Los pensamientos de los protagonistas se pueden reducir a dos cosas muy básicas. Por parte de Cami: ¡Oh, Dios, qué bueno y perfecto es Trick! Y por parte de Trick: ¡Oh, qué sexy y perfecta es Cami! Y ya está, no hay más, se tiran con esos pensamientos toda la santa novela, algo que en ocasiones me hizo querer tirar el libro lo más lejos posible de mí. La mitad del libro se basa en la tensión sexual que hay entre ambos protagonistas, lo cual, más que darme la inquietud propia que pretendía transmitir la autora, me resultó irritante y muy, muy desesperante. 


Respecto a los protas, Cami me ha parecido tonta de remate. La autora ha intentado darle un carácter fuerte y explosivo, pero en realidad, me ha parecido un personaje anodino, una niña mimada que se fija en el típico chico pobre y que se siente atraída por él, teniendo que luchar contra unos sentimientos que su familia, en este caso su padre, no aceptaría porque son unos snobs que blablablá.... La misma historia de siempre. No aporta nada nuevo. 

Y luego está Trick, que es perfecto. Y no lo digo en el buen sentido de la palabra. Porque Trick no tiene nada de malo, y eso, señores escritores y editores, es MALO. Porque no me lo trago, no es un personaje HUMANO, no es un protagonista del que me pueda enamorar porque al no cometer errores y al ser tan suma e increíblemente perfecto, me provoca rechazo y escepticismo. ¿Y a qué me refiero con eso de que Trick sea perfecto? Pues a que Trick es un dios hecho persona: está buenísimo, se preocupa de su familia a muerte, es noble, valiente, tiene un toque dulce que, por supuesto, no le hace perder ni un ápice de su masculinidad; canta estupendamente, toca la guitarra como Dios, se le dan fenomenal los caballos, quiere estudiar a pesar de que no puede, y por supuesto, la tiene enorme. El único fallo que le da la autora es que se enamora de Cami, la chica equivocada y la única a la que no puede desear. Oh, dioses malvados, ¡qué cruel e inesperado giro de los acontecimientos para un chico tan maravilloso! NO. ME. LO. TRAGO. 


Lo siento, pero esta novela para mí ha sido un fiasco. Realmente, no entiendo las buenas críticas que tiene porque es una historia muy simple, cuyos personajes tienen la misma profundidad que un charco y que ni siquiera ha servido para entretenerme. Ni siquiera puedo destacar la pluma de la autora, que me ha parecido cortante, poco desarrollada y muy, muy pueril. Supongo que puede gustar a alguien que quiera leer una historia romántica sin más, típica, sin necesidad de comerse la cabeza. Porque si se busca una trama o un argumento interesante, con personajes elaborados y una historia adictiva, esta historia no es para ti. 

♚/5

Fácilmente olvidable

sábado, 25 de marzo de 2017

{Reseña} Trilogía Memorias de Idhún

¡¡Hola!!

¡Mi primera entrada! ¡¡MI PRIMERA ENTRADA!!

Estoy muy emocionada por este nuevo proyecto en mi vida y espero que vosotros podáis disfrutarlo tanto como yo. Voy a esforzarme porque este pequeño rincón de Internet sea un espacio en el que todos podamos disfrutar de una de las mejores cosas del mundo: la literatura. 

Así que agarraos con fuerza a la silla, ¡¡que empezamos el viaje!!



Hoy, como entrada primigenia, os traigo la crítica de uno de esos libros que marcan de por vida, que por mucho que pase el tiempo y leas otros libros, siempre tendrás un pequeño rincón en tu corazón para los personajes de ESE libro tan especial, tan único. 

Y para mí ese no es otro sino la trilogía de Memorias de Idhún, de Laura Gallego García. Supongo que no seré la única que considere esta trilogía una de las maravillas de la literatura fantástica. En mi caso, esta saga marcó mi adolescencia, y aunque es cierto que hace poco me la leí y encontré más fallos de los que recordaba (y en lo que a trama romántica se refiere se me quedó muuuuuuuuuuy corta), no pude evitar sentir un ramalazo de nostalgia al reencontrarme con JackChristian y Victoria. 

Memorias de Idhún consta de tres libros, divididos cada uno en dos partes. 

→ La Resistencia, dividido en Búsqueda y Revelación.
→ Tríada, que consta de Despertar y Predestinación.
→ Panteón, dividido en Convulsión y Génesis





Para el que haya cometido el pecado de no haberse leído esta joya, contaré que Memorias de Idhún empieza con la historia de Jack, un chico de trece años cuyos padres son misteriosamente asesinados por un joven peligroso y enigmático, Kirtash. Sin embargo, antes de que Kirtash consiga acabar con él, Jack es rescatado por Alsan y Shail, dos jóvenes exiliados de otro mundo, Idhún, donde la magia no es  cosa de fantasía, sino una constante del día a día. Alsan y Shail consiguen rescatar a Jack indemne y se lo llevan con ellos a un lugar llamado Limbhad, un sitio seguro, lejos de la mirada de Kirtash, desde donde intentan llevar a cabo una misión de vital importancia para Idhún, adonde les está vetado el paso. Sin embargo, Jack pronto descubre que Alsan y Shail no están solos en aquel extraño lugar: entre las curiosas formas abombadas y la magia del Alma de Limbhad, Jack se encontrará con Victoria, una chica de su misma edad con un don que pocas personas en la Tierra poseen...

Siendo sincera, admito que el primer libro se me hizo un poco pesado, quizás por ser más introductorio y técnico, ya que en apenas trescientas páginas se intenta explicar toda la historia y circunstancias de un planeta entero, y quieras que no, eso acaba por sobrecargar.  Sin embargo, fue solo durante el primer libro, porque el segundo y el tercero son una auténtica delicia para el lector y resultan ser toda una caja de sorpresas.

Respecto a los personajes, son todos (o casi todos) fascinantes. Hasta aquellos a los que más odié poseen un atractivo fuera de lo común, y si bien hay demasiados, todos están muy bien perfilados. Mi preferido (forever and ever) es Jack. Es un personaje que, por muchos libros que lea, por muchos protagonistas masculinos que conozca, siempre tendrá un huequecito en mi corazón.


Y es que Jack es de esos chicos inolvidables, esos que no puedes sacarte de la cabeza, esos que, por más que leas, no vuelves a encontrar en ningún otro libro. Así es Jack: cálido por naturaleza, siempre con una sonrisa en la cara, dispuesto a ayudar a todo aquel que se le cruce por delante y con una valentía que se sale de  lo común. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce: a Jack muchas veces lo dominarán el odio y los celos, y su impulsividad lo traerá de cabeza y le hará caer en más de una ocasión en la inconsciencia, pero quizás sean esas algunas de las razones por las que me atrae tanto: no es perfecto, sino humano, comete errores como cualquier otro, y eso es algo que, dada toda la perfección que parece dominar a los protagonistas de la literatura juvenil, se agradece muchísimo, o al menos así lo veo yo, que no quiero personajes perfectos, sino reales, con sus fallos y errores. Otro de sus encantos, por supuesto, es el toque súper-mega-atractivo que le da lo sobrenatural, pero eso ya daría para hacer otro libro, me temo...

¿Y mi personaje más odiado? No, no es Kirtash. Kirtash en cuanto se convirtió en Christian me empezó a caer sorprendentemente bien, aunque nunca llegué a ser de su equipo (yo iba con Jack a muerte).


Es un tipo que, simplemente, hace lo que le da la real gana porque sabe que puede hacerlo. Sin más. Se cree superior a los demás, porque realmente lo es. Y es frío porque su naturaleza así lo exige. Fin. Y aun así, su lealtad a Victoria, así como esa forma que tiene de defenderla hasta casi la muerte, resultan conmovedoras. Ya digo que es un personaje que al principio odié (también es verdad que está preparado para ello), y durante el segundo libro también hay alguna que otra parte en la que lo odias a morir; pero después de esas fases, es inevitable verle con buenos ojos.

Entonces, ¿mi personaje más odiado? Pues no es otra sino la última piedra del triángulo, Victoria. Durante toda la trilogía, me pareció la misma chica egoísta y carente de voluntad, que se deja llevar por el destino sin pretender hacer nada por cambiarlo. No es especialmente inteligente, ni valiente, ni hermosa ni... ni nada. Realmente jamás entendí por qué es quien es...


Nunca me convenció como protagonista femenina, y de hecho, creo que tanto la trama principal como el triángulo amoroso le vinieron muy grande. En cuanto a chicas, me gustaron más Kimara e incluso Gerde, que ella, que apenas le echa coraje al asunto. Al menos, esa es mi perspectiva.
Además, creo que le echa mucho morro al rollo que se trae con Jack y Christian, y la excusa que pone para evitar decidir me pareció de todo menos creíble. Era la excusa barata de las excusas baratas.

¿Y el triángulo amoroso? Las cosas como son, es el triángulo amoroso por excelencia, tanto por cómo se desarrolla como también por la importancia y el peso que tiene en la trama principal. Ahora bien, como ya dije antes, al releerme la trilogía hace poco, reconozco que se me quedó muy corto. Es un romance muy adolescente (y es algo comprensible, porque los protagonistas son chavales durante casi toda la trilogía y sus lectores eran la mayoría adolescentes, yo incluida). Es muy platónico, sobre todo al principio, y le falta algo de "chicha". No digo que hubiera preferido meter alguna escena explícita a los romances, porque no le hubiera pegado, pero algo más de pasión en ciertos momentos no hubiera venido mal, aunque entiendo que, debido al público tan joven que tuvo esta saga, la autora se cortara.

Respecto al resto de personajes, casi todos son sublimes, pero me costaría una vida nombrarlos a todos, así que me voy a limitar a hablaros de uno en concreto: Sheziss. Es un personaje muy filosófico, muy profundo para un libro en principio juvenil y que da a la trama un vuelco que os dejará con la boca abierta. Me encantó todo absolutamente todo de ella, y creo que la autora acertó de pleno al colocarla en ese papel tan determinante, que hace que veamos a los suyos de una manera más benigna. 

Y con todo, lo que más me gustó es la moraleja final del libro, eso de que ni los buenos son tan buenos ni lo malos tan malos. Me pareció muy realista y nada propio de un libro que, en principio, es para gente joven, a la que se le tiende a idealizarlo todo. Así que por esa parte, chapó

Esta es una trilogía emocionante, que reside muchísimo en los pequeños detalles y que, de verdad, no os dejará indiferentes. Todo un derroche de imaginación por parte de Laura Gallego, y he de decir que, aunque me he leído la mayor parte de sus libros y casi todos me han encantado (véase Las Crónicas de la Torre), ninguno llega a igualar ni de lejos a Memorias de Idhún. Solo hay que mirar el mapa para comprobar lo muchísimo que se lo ha currado la autora...




Esta es una historia que a mí me hizo llorar a mares, que me emocionó, que me enamoró hasta más allá de lo soportable. Me la he releído como quince veces y aún me quedan ganas de volver a hundirme entre sus fascinantes páginas y caminar bajo la luz de los tres soles.












Solo me queda por decir: BRAVO, y ahí va mi puntuación de...


♚♚♚♚♚/5

Inolvidable